El Grupo Especial de Desactivación de Artefactos Explosivos (Gedex) de la Guardia Civil, desactivó una granada de mano hallada en el interior de una vivienda de la localidad de Mengabril. El artefacto fue encontrado por la propietaria de la casa, ubicada en la calle Hernán Cortés, cuando realizaba tareas de limpieza. La mujer alertó inmediatamente del hallazgo a la Guardia Civil. 

Tras activar el protocolo de actuación en estos casos, los agentes tomaron las medidas de seguridad oportunas y avisaron al Gedex, con sede en Cáceres. Una vez en el inmueble y estudiado el artefacto explosivo, comprobaron que se trataba de una granada de mano PO1 de origen militar. El proyectil fue transportado hasta el paraje conocido como La China del término municipal de Guareña, donde se llevó a cabo su desactivación de una forma controlada con todas las medidas de seguridad.  

La Guardia Civil recordó que ante la localización de este tipo de artefactos, pese al tiempo transcurrido y aunque presenten aspectos inofensivos, pueden mantener sus propiedades explosivas intactas, por lo que cualquier manipulación indebida puede activar su carga. Por ello se deben adoptar medidas de seguridad: no manipularlos ni trasladarlos de lugar; avisar lo antes posible a la Guardia Civil y alejarse y evitar que otras personas se acerquen. H