La carrillada ibérica desmigada al Pedro Ximénez, elaborada en los fogones del Hotel Leo de Monesterio, ha sido la tapa mejor valorada por los comensales que participaron el pasado fin de semana en la XI Ruta Vía de la Tapa de Monesterio.

 En un acto que se celebró en la Oficina de Turismo, con la presencia de la concejala de Industria y Turismo, Amalia Sánchez, el técnico en turismo, Enrique Isla, y José Mari Vasco, como representante del sector hostelero, se realizó el recuento de votos, resultando ganadora la tapa elaborada por Hotel Leo. La segunda tapa mejor valorada fue la presentada por El Corral de la Dolores, (canelones de conejo campero con bechamel y salsa de zanahorias). El tercer premio lo obtiene Bar La Ponderosa, con su casaca de caramelizado con crema tres quesos.

 En el mismo acto se procedió al sorteo del comensal ganador, que se lleva una comida, o cena, en el establecimiento ganador, valorada en 150 €. La persona agraciada ha sido Purificación Lancharro.

Felicitación

  El alcalde de la localidad, Antonio Garrote, ha “felicitado” a los ocho establecimientos participantes, y de manera “especial” a los ganadores de este concurso gastronómico, que se “consolida” como “una de las actividades más representativas para la promoción del sector”. Se trata de la primera ruta gastronómica que se instauró en la localidad, que año, tras año, “se fortalece”, dada la “calidad, la creatividad y el esmero” de todos los restaurantes colaboradores; así como por la “aceptación”, del público.

 Garrote ha destacado que durante los tres días de duración de este certamen gastronómico, que se celebró del viernes 24, al domingo, 26 de junio, “la media has sido de unas 400 tapas vendidas en cada establecimiento colaborador”, con lo que también se “ha cumplido” con el precepto “de dinamización del sector hostelero” del municipio.

 La concejala de Industria y Turismo, Amalia Sánchez, acudió a la entrega del premio al establecimiento ganador. Celia Chavero, representante de la empresa, expresó su “satisfacción y agradecimiento”, sobre todo, “por tratarse de un reconocimiento que nos llega por parte de nuestros clientes”. Quiso que recogieran el premio Lázara Sánchez, (creadora de la tapa), y Maxi Chavero, (encargado de comedor). Con este gesto dedicó este reconocimiento a todo su “equipo”, creadores de esta riquísima tapa, que a partir de ahora entra a formar parte del menú degustación de su restaurante.