La medida se contempla en el Real Decreto-ley 4/2022

La interconexión de los embalses de Los Molinos y Tentudía, solución para la prolongada sequía

Se trata de una propuesta del Ministerio para la Transición Ecológica y de la Confederación Hidrográfica del Guadiana

Situación del embalse de Los Molinos en febrero de 2022.

Situación del embalse de Los Molinos en febrero de 2022. / Confederación Hidrográfica del Guadiana

Redacción

La interconexión de los embalses de Los Molinos y Tentudía se baraja como posible solución a la prolongada sequía de la zona extremeña. Así lo consideran el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico y la Confederación Hidrográfica del Guadiana (CHG) y recoge la agencia Europa Press.

Al parecer, esta medida se contempla en el Real Decreto-ley 4/2022 para reducir los efectos producidos por la sequía en la cuenca del Guadiana, además de otras opciones administrativas y de reducción de cuotas de cánones y tarifas, que se han considerado como urgentes, y que aparecen recogidas en el informe de junio del ministerio.

Y es que a finales de mayo, según este informe, cinco embalses en situación de emergencia en la Cuenca del Guadiana y cuatro en alerta por sequía.

Ante esta situación, se insiste el documento, "se deberá continuar movilizando recursos desde Torre de Abraham a Gasset y desde Los Molinos a Llerena", y la puesta en marcha de "pozos de sequía que apoyen el suministro a esta mancomunidad de Tentudía", que está en situación de emergencia.

Además, resalta el texto del ministerio, "los problemas en la toma y en la calidad del agua del embalse de Los Molinos hacen que se considere necesaria la aplicación de las medidas de emergencia en la UTE de Molinos-ZafraLlerena (en escenario de Alerta), por lo que las mancomunidades de Los Molinos y Llerena deben activar su Plan de Emergencia".

Respecto a los regadíos, en la zona occidental, las restricciones establecidas en la Unidad Territorial de Emergencia (UTE) del Sistema General afectarán principalmente a la Zona Regable de Orellana, que contará con un volumen de 175 hm3, un 37 por ciento del valor concesional.

En la zona oriental, de acuerdo con la situación de los embalses de la UTE de Gasset-Torre Abraham, sólo podrán atenderse los riegos de supervivencia a cultivos leñosos dependientes del sistema Gasset-la Torre. La situación en el embalse del Vicario, por debajo del mínimo de explotación, imposibilita la atención de estos riegos de auxilio.

Respecto a las UTE en las que es mayoritario el origen subterráneo, se mantiene el ajuste de las extracciones a través de los Regímenes Anuales de Extracción en las UTE de Mancha Occidental I y Alange-Barros. No se prevé que se produzca la recuperación de la situación en estas UTE durante los próximos meses.