Monesterio cierra cinco intensas jornadas de romería

Centenares de romeros acompañan a San Isidro en su procesión por la pradera

Hubo misa en la ermita de Culebrín y acompañamiento musical con flauta y tambor

Procesión de San Isidro por las calles de la pradera de Culebrín

Procesión de San Isidro por las calles de la pradera de Culebrín / Faustino Bravo

 Una misa de campaña y la posterior procesión del patrón de agricultores y ganaderos puso punto y final a cinco intensos días de fiesta en Monesterio.

 Oficiada por el párroco de la localidad, Miguel Ángel García y acompañada musicalmente por la coral ‘Cabarco’, la ceremonia, --siguiendo el eslogan elegido este año para la celebración del Día del Mundo Rural--, demandó conciencia social sobre el cuidado del medio ambiente y sus recursos, (ante la situación de sequía extrema que estamos padeciendo); y las pequeñas acciones, al alcance de todos, sobre lo que debemos y podemos hacer para poder desarrollar un estilo de vida diferente desde el respeto a la naturaleza.

 Tras la misa, la imagen de San Isidro Labrador, (portada por mujeres), recorrió las diferentes calles que conforman el entramado de casetas en los que, desde el pasado viernes, se ha vivido la fiesta más popular de Monesterio.

Misa de campaña en la ermita de San Isidro de Monesterio

Misa de campaña en la ermita de San Isidro de Monesterio / Miguel Ángel García

Abriendo la procesión el estandarte del santo, portado por el Romero Mayor, acompañado de la Romera Mayor y Romeros Infantiles. Delante una pareja de tamborileros encargados de poner banda sonora con un repertorio de toques rocieros, flamencos y por sevillanas, dando un aire muy especial al recorrido. Detrás del Santo, multitud de romeros y romeras. Entre ellos aquellos más mayores, que, aunque no hayan pisado la pradera, ni compartido el bullicio y la alegría de un largo fin de semana de fiestas, sienten la obligación de acompañar a su patrón cada 15 de mayo.

Baile por sevillanas ante el Santo acompañado de flauta y tambor

Baile por sevillanas ante el Santo acompañado de flauta y tambor / Faustino Bravo

Sin incidentes

 El pasado jueves, tras el quinario comenzó la fiesta. Tal y como se preveía por la organización, el camino del viernes resultó multitudinario. Funcionó la recuperada actuación musical de la velada del sábado en el recinto; pero, sobre todo, el tumultuoso y agitado fin de semana en el que los monesterienses que residen o estudian fuera de la localidad, regresan para compartir con amigos y familiares una fiesta, que afortunadamente se salda sin incidentes a destacar. Días de convivencia con la pradera de Culebrín como epicentro de la romería monesteriense, que acaba de cumplir su ochenta aniversario.

Romera y Romero Mayor durante la celebración de la Eucaristía

Romera y Romero Mayor durante la celebración de la Eucaristía / Miguel Ángel García

 Ahora toca desmontar casetas sin dejar ningún tipo de basura ni otros residuos. La romería se hace en el campo y la imagen del año pasado tras la fiesta dejó mocho que desear. En esta edición, por primera vez se castiga el incivismo sin la devolución de la fianza a aquellos que incumplan esta norma.

 La Hermandad de San Isidro Labrador de Monesterio hará balance a la romería que acaba de finalizar en su próxima asamblea general de socios. Hasta ese día, será una incógnita el calendario festivo del próximo año,  por caer en miércoles el día de San Isidro.