La Guardia Civil ha detenido a un vecino de la localidad granadina de Huétor Vega, como presunto autor de un delito contra la salud pública, al descubrir en su coche 418 gramos de hachís y 369 gramos de cogollos de marihuana con los que hubieran podido obtenerse en el mercado ilícito unas 2.790 dosis de droga.

Según ha informado hoy el instituto armado en nota de prensa, la actuación tuvo lugar la tarde del pasado lunes, cuando agentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil, pertenecientes al Destacamento de Badajoz, realizaban servicio de vigilancia de seguridad vial por la carretera N- 432 a su paso por el término municipal de La Parra.

Los agentes percibieron un fuerte olor a lo que supuestamente podría ser algún tipo de sustancia estupefaciente que iba fumando el conductor del coche que les precedía.

Ante las sospechas de que pudiera estar consumiendo droga en ese preciso momento, procedieron a darle el alto reglamentario, a lo que el conductor hizo caso omiso y aumentó su velocidad, aunque pudo ser interceptado unos kilómetros después.

Una vez identificado, le realizaron las pruebas de detección de alcohol y drogas legalmente establecidas, arrojó un resultado positivo en el test indiciario de drogas que mostraba la presencia de sustancias estupefacientes o psicotrópicas en su organismo, circunstancia esta última pendiente de ser confirmada tras los análisis del Laboratorio de la Dirección General de Tráfico.

Una vez inspeccionado el vehículo y sus pertenencias por si pudiera ocultar algún tipo de sustancia ilícita, los agentes le intervinieron 418 gramos de hachís envasado en cuatro tabletas y un pequeño envase, así como 369 gramos de cogollos de marihuana.

Tras ser detenido, el hombre fue fue puesto a disposición del Juzgado de Instrucción de Zafra, tras ser trasladado a dependencias oficiales donde se le instruyeron diligencias por un delito contra la salud pública.