EN UNA CASA DE CAMPO PRÓXIMA A LA ERMITA

Fallece una mujer de 82 años en el incendio de una vivienda en Bótoa

También ha resultado herido con quemaduras en la cara, brazos y cabeza su hijo, de 59 años, y ha sufrido inhalación de humo su marido, de 84

Un brasero de picón podría ser el posible origen del fuego, aunque lo determinará la investigación de la Guardia Civil

La casa donde se ha originado el incendio en el que ha fallecido la anciana.

La casa donde se ha originado el incendio en el que ha fallecido la anciana. / S. GARCÍA

Una mujer de 82 años ha fallecido este viernes en el incendio de una vivienda en Bótoa, la aldea perteneciente a Badajoz, en el que también ha resultado herido con quemaduras de segundo grado su hijo de 59 años, y afectado por inhalación de humo el marido, de 84. Ambos han sido trasladados al hospital Universitario de Badajoz.

El incendio se ha declarado poco antes de las dos de la tarde en el salón de la vivienda, donde se encontraba la fallecida que, según fuentes familiares, padecía Alzheimer. En la vivienda residían el matrimonio y su hijo. Al parecer, los dos varones se encontraban en el exterior de la casa y, cuando se ha percatado de las llamas, el hijo ha tratado apagarlas con una manguera, a consecuencia de lo que ha sufrido quemaduras en las manos, la cara y la cabeza e intoxicación de monóxido de carbono.

La Guardia Civil ha sido la primera en llegar a la parcela, ubicada muy cerca de la ermita de la Virgen de Bótoa, en la calle G de la comunidad de propietarios Calzada Romana. El intenso humo y las calorías han impedido que pudieran entrar al inmueble. Cuando han llegado los bomberos del parque municipal, el fuego ya estaba prácticamente consumido. Han terminado de sofocarlo y ventilado todas las estancias. Las llamas han afectado a la falda de la camilla, dos sofás y un sillón, que ha quedado completamente calcinado. El resto de la vivienda se ha llenado de humo, pues estaban todas las puertas abiertas.

Un brasero de picón, posible origen del fuego

Se baraja que el origen del incendio esté en un brasero de picón que había en el salón, pero será la investigación de la Guardia Civil la que determine las causas definitivas.

Hasta el lugar se han desplazado un helicóptero del 112 con sede en Cáceres y dos ambulancias de Cruz Roja. En una de ellas, junto al equipo médico del 112, se ha trasladado hasta el hospital al hijo y en otra, con sanitarios de la propia onegé, a su padre.. También han acudido sanitarios del centro de salud de Valdebótoa y agentes de la Policía Local de Badajoz.

Pasadas las 16.00 horas, el juez ha procedido al levantamiento del cadáver y el cuerpo ha sido trasladado al Instituto de Medicina Legal para practicarle la autopsia.

Tras el suceso amigos y allegados de la familia se han acercado a la parcela consternada por la tragedia.