Fuente del Arco

900.000 euros para restaurar 'la Capilla Sixtina extremeña'

Se harán varios trabajos en varias de las dependencias de la ermita del Ara

La ermita de la Virgen del Ara.

La ermita de la Virgen del Ara. / LA CRÓNICA

La Junta de Extremadura ha destinado 900.064 euros para la restauración de la Ermita Santuario de Nuestra Señora del Ara, la conocida como 'la Capilla Sixtina extremeña', situada en la localidad pacense de Fuente del Arco.

Según ha podido saber este diario, la ermita necesita que se lleven a cabo trabajos sobre varias de las dependencias como portadas, cubiertas, las pinturas recuperadas, el camarín o la sacristía. Vale la pena señalar que la ermita de la Virgen del Ara fue declarado Bien de Interés Cultural en febrero de 2018 y su cercanía a las minas de la Jayona hace que cada año la visitan miles de turistas.

¿Qué se hará en el templo?

En concreto, se están llevando a cabo intervenciones en la sacristía "para solucionar los problemas de empujes en los muros, que han provocado grietas y desplomes", y también está previsto sustituir la estructura de cubierta en la galería sur, cambiar las vigas de madera en la oficina de recepción y reparar el suelo.

Por su parte, los muros exteriores se restaurarán siguiendo técnicas tradicionales y se eliminarán los revestimientos inadecuados.

Entre otras actuaciones, en el camarín de la virgen se prevé mejorar la impermeabilización y minimizar las humedades en el interior, y también se prevé crear itinerarios accesibles para visitas turísticas e instalar una nueva iluminación ornamental en el interior del monumento y de la propia nave.

Un segundo ámbito de actuación está encaminado a la restauración de las pinturas murales, que se limpiarán con el fin de eliminar sales superficiales y realizar una reintegración cromática.

Por último, se trabajará en la restauración del órgano, en una intervención que incluye la recuperación del instrumento y todos sus elementos: el secreto, el teclado, los varillajes y fuelles, las mecánicas de notas y registros; también se ha trabajado en la armonización de la tubería y la afinación.

La ermita de la Virgen del Ara

Este templo es un edificio mudéjar de una sola nave. El retablo da cobijo a la imagen titular, la Virgen del Ara. Mediante un nicho acristalado, la iglesia se prolonga con un camarín de planta cuadrada con pilastras que da paso a las pechinas de la cúpula.

De todo el conjunto que configura el santuario, quizá lo que más sobresalga sea el programa iconográfico que se despliega, ejecutado al fresco, pudiendo datarse a caballo entre el siglo XIV y el XV las primeras, o las más modernas, las fechadas en 1736, que narran escenas bíblicas y técnicamente mezclan temple y óleo.

Se desconocen los autores, pero a lo largo de la restauración se han podido concretar al menos tres manos diferentes. A lo largo de toda la nave se distribuyen veinticuatro rectángulos, cuatro cajas en el coro, dos en la bóveda interior y dos semicírculos, separados por una retícula de grutescos, roleos y figuras femeninas, donde se narran escenas que van desde la creación hasta la historia de Isaac y Rebeca.