Los hechos sucedieron sobre las seis de la mañana

Un taxista alertó a la Guardia Civil de la mujer que pretendía saltar al río en Badajoz desde el Puente Real

Estaba sentada en la barandilla con las piernas hacia el exterior

Imagen de archivo del Puente Real en Badajoz

Imagen de archivo del Puente Real en Badajoz / El Periódico

Rocío Sánchez Rodríguez

Rocío Sánchez Rodríguez

Una vez más se ha evitado la tragedia desde uno de los puentes que cruzan el Guadiana a su paso por Badajoz. Dos agentes de la Guardia Civil impidieron el pasado lunes 24 de mayo que una mujer portuguesa vecina de Badajoz se arrojara a las aguas del río.

Los hechos ocurrieron sobre las seis de la mañana, cuando agentes pertenecientes al Subsector de Tráfico de la Guardia Civil de Badajoz se dirigían a los dispositivos de servicios establecidos con motivo de la Feria de San Juan 2024, que se celebra en la ciudad hasta este domingo 30 de junio.

A su paso por el Puente Real fueron alertados por un taxista que se encontraba parado en la vía, que advertía de las intenciones que tenía una mujer de arrojarse al vacío, quien se encontraba sola sentada en la barandilla con las piernas hacia el exterior.

Inmediatamente se apearon del vehículo y se acercaron a ella, pudiendo constatar el estado de nerviosismo en que se hallaba aseverando en su conversación la intención que tenía de tirarse.

"En estos momentos de tensión era esencial la rápida actuación", explican. Mientras que los agentes intentaron calmarla y disuadirla para que depusiera su actitud, uno de ellos pudo llegar hasta ella, agarrándola y sosteniéndola con firmeza.