Entre los mejores de España

Pacenses en la cima de la enfermería: «El mayor premio es que el paciente salga contento de nuestras consultas»

El equipo del centro de salud de Cerro del Viento consigue por tercer año consecutivo estar entre los 15 mejores grupos del país con mejor reputación en esta disciplina

Según los protagonistas, la clave de este reconocimiento está en la actualización y modernización de las técnicas que emplean en su ejercicio

Parte del equipo de enfermeros del centro de salud Cerro del Viento posa junto al diploma obtenido.

Parte del equipo de enfermeros del centro de salud Cerro del Viento posa junto al diploma obtenido. / S. GARCIA

«Somos cuidadores, es la palabra que nos define a los enfermeros», dice Inmaculada Fernández, una de las profesionales que componen el equipo de enfermería del centro de salud Cerro del Viento en Badajoz. Este grupo ha sido reconocido por tercer año consecutivo por parte de su propio sector como uno de los 15 mejores en su disciplina de toda España. El ranking lo establece el Consejo General de Colegios Oficiales de Enfermería. 

Fernández lleva seis años en este centro sanitario, pero toda una vida en puestos similares de núcleos rurales, es especialista en Atención Primaria y está totalmente enamorada de su profesión.

Ella reconoce que su manera de atender a sus pacientes va más allá de lo que normalmente se practica: «Nuestro trato es muy cercano, conocemos a toda la familia, sabemos los problemas de salud y familiares que pueden tener, si no fuera por ese trato no llegaríamos a ese tipo de atención».  

«El reconocimiento que nos dan sirve para estimularnos y que sigamos formándonos»

Jesús Jiménez

— Subdirector Centro Salud Cerro del Viento

Poder prestar esta atención al usuario facilita un acompañamiento que trasciende de lo que le corresponde a un enfermero. «En muchas ocasiones actuamos como psicólogos y escuchamos sus problemas del día a día». 

Un modelo personalizado

Esta forma de desempeñar la enfermería se basa en un modelo de trabajo que se implantó hace unos años en el centro, basado en la atención personalizada a cada uno de los usuarios. «No atendemos por colas, los separamos y cada enfermero tiene a sus propios pacientes», explica Jesús Jiménez, subdirector del centro y uno de los responsables de este tipo de gestión. 

«El mayor premio es que el paciente salga contento de nuestras consultas»

Inmaculada Fernández

— Enfermera

Gracias a este método de trabajo pueden «personalizar y empatizar más con cada usuario», cuenta Jiménez, que razona que «si un enfermero tiene una lista con 25 personas para extraer sangre y van uno tras otro, es complicado saber ni siquiera el nombre de los pacientes», explica.

Su compañero Jesús Jiménez tiene 64 años y desde hace cinco desempeña su función en este centro sanitario. Anteriormente ha recorrido varios puestos, entre otros, el de supervisor de urgencias pediátricas del Hospital Materno Infantil. Además, también ejerce como profesor de la asignatura ‘Urgencias, emergencias y catástrofes’ en el Grado de Enfermería en la Universidad de Extremadura (Uex). A su puesto de enfermero se suma el de subdirector del centro y de él depende la gestión de 80 profesionales para dar servicio a más de 25.000 personas. 

Educación para la salud

Uno de los compromisos de este equipo con sus usuarios es la educación para la salud, «no solo aplicamos las técnicas, también formamos parte de la educación del paciente», relata Jiménez. 

«Si un paciente con diabetes acude y percibes que su problema puntual puede ser generado por un episodio de ansiedad intentas ayudarlo y atajarlo también», especifica Saray González. Ella es una de las últimas en incorporarse al equipo, lleva un año en este destino y su trabajo se basa en la unidad de apoyo al centro de atención a dependencias. A sus 36 años esta profesional de la salud atiende a personas que llegan con todo tipo de adicciones, desde ludopatías pasando por dependencia a sustancias estupefacientes o incluso algún caso de adicción al sexo. 

A su consulta acuden pacientes cada vez con perfiles más variados e incluso con dramas familiares muy complejos: «Llegan familias que por la adicción al juego de uno de sus miembros pierden gran parte de su vida», asevera González. Y vaticina: «Próximamente comenzaremos a atender a menores de edad adictos al alcohol, el botellón se tiene muy silenciado», reflexiona esta joven enfermera. Los patrones de personas con adicciones cambian muy rápidamente y por ello tienen que estar con conocimientos muy actualizados. 

Las claves

Esa es otra de las claves de su éxito, la actualización de conocimientos y la formación de todo el personal. Los profesionales de este centro de salud reconocen la necesidad de seguir aprendiendo y adaptándose a las nuevas técnicas que surgen y a los estudios que se van publicando: «Somos un equipo de profesionales que nos gusta reciclarnos y en constante formación», subraya Fernández. 

Las enfermeras Saray González, a la izquierda, e Inmaculada Fernández, a la derecha, en una sala de enfermería del centro de salud.

Las enfermeras Saray González, a la izquierda, e Inmaculada Fernández, a la derecha, en una sala de enfermería del centro de salud. / J. H.

Esta profesional cuenta que al atender a pacientes con problemas muy diversos requiere que esta formación sea constante: «Nuestro trabajo es muy completo, vemos pacientes de todo tipo, renales, diabéticos, oncológicos, eso nos hace estar siempre en constante formación para estar al día de todas las técnicas», apunta. 

Uno de los motores para seguir en constante aprendizaje es este reconocimiento que les han otorgado: «Esto nos mantiene en alerta para seguir mejorando, formándonos y actualizándonos, e intentando hacerlo lo mejor posible para seguir estando ahí», afirma Saray González.

Tercer año consecutivo

Esta es la tercera vez que consiguen estar entre los 15 mejores equipos de enfermería del país. Este reconocimiento que otorga el Consejo General de Colegios Oficiales de Enfermería de España premia en concreto la reputación de este colectivo de profesionales. 

En esta ocasión han conseguido llegar al puesto número 14, aunque años antes lograron un quinto premio en 2021 y un tercer premio en 2022. 

Este ranking de mejores equipos de enfermeros se realiza a través de un trabajo de investigación concienzudo que va dirigido a profesionales de la salud, directores de centros y periodistas. En dicha investigación valoran más de 13 variables que cualifican sus funciones.

Para ellos este reconocimiento «satisface, pero sin creerte más que nadie, seguimos con nuestro trabajo diario», asegura Jiménez, González apunta que su «trabajo es atender a la población, no recibir premios» y Fernández que «el mayor premio es que el paciente salga contento de la consulta». 

Según Jiménez, «el reconocimiento que más satisfacción me ha dado ha sido un simple abrazo de un paciente tras atenderlo», cuenta emocionado.

El premio lo siente como algo de todos: «Es para todo el equipo del centro, sin todo el personal nuestro trabajo no saldría adelante», dice el subdirector del mismo.

Para los profesionales de enfermería ha supuesto un revulsivo para seguir trabajando y mejorando en la atención al paciente y disfrutando de «la profesión más bonitas de todas».