La Unión Agricultores y Ganaderos de Extremadura, con más de 2.000 afiliados, solicita cuanto antes la convocatoria de elecciones al campo. Florentina Mirón, secretaria general, recuerda que no se convocan desde 2002 y considera que lo más importante es que impere la democracia.

--¿A quién les interesa que no haya elecciones al campo?

--A los que llevan más de trece años callados para que lo les falte el dinero de las administraciones. A dirigentes a los que cada día les va mejor a ellos aunque al campo peor. A los que quieren prorrogar 'sine die' unos resultados electorales ya caducos. A los que mienten cuando dicen que los electores no son los que tienen que ser y que no van a ser unas elecciones con garantías. Lo importante es que se permita ejercer el derecho al voto a agricultores y ganaderos, que es la única manera de medir la representación. Existen miembros de otras organizaciones agrarias que se están viniendo con nosotros por el descontento que hay y nos piden movilizarnos porque en su organización no le dan esa cobertura.

--¿Qué papel tiene la mujer en La Unión?

--Es fundamental. No solo lo decimos sino que practicamos con el ejemplo. Tenemos a tres mujeres en la ejecutiva: la secretaria general, la tesorera y una vocal. Todavía queda mucho por hacer pero estamos poniendo nuestro granito de arena.

--¿Cree que las medidas para luchar contra la tuberculosis son efectivas?

--No, ahora mismo no hay medidas. Lo único que han conseguido es enfrentar a agricultores y cazadores. Se anunciaron medidas en la Feria de Zafra y a día de hoy en el DOE no se ha publicado ninguna. Las indemnizaciones que se están pagando no llegan al precio de mercado. Nosotros pedimos una reunión a la consejera y todavía estamos esperando.

--¿Los agricultores están cobrando la PAC en tiempo y forma?

--No, la reforma de la PAC la han gestionado muy mal y ahora mismo los agricultores no han cobrado como deberían. La consejera anunció que los extremeños habían sido los primeros en cobrar pero no es así. A día de hoy el 80% o no lo han hecho o han recibido cantidades insignificantes.