El equipo de Gobierno de la Diputación de Cáceres se ha reunido este viernes para empezar a trabajar en el Plan Activa 2020 que tiene como objetivo destinar ayudas a los municipios para que puedan desarrollar diferentes proyectos que dinamicen el empleo y mejoren los servicios e infraestructuras.

La presidenta de la institución provincial, Rosario Cordero, ha encabezado este primer encuentro del Gobierno tras el descanso vacacional, que ha tenido lugar en las dependencias de la diputación cacereña. Las premisas del Plan Activa 2020 serán similares a las convocatorias anteriores, de manera que se mantendrá la autonomía local para que sean los propios ayuntamientos los que decidan en qué quieren emplear el dinero que les sea concedido.