El 26 de junio de 2019 debía estar acabada la obra de las galerías 7 y 8 del patio uno de la ampliación del cementerio. Son 216 nichos. Pero esta ampliación no estará finalizada hasta el mismo día, pero de dos años después, aunque tampoco completa. La mesa municipal de Contratación del ayuntamiento, órgano municipal que propone la adjudicación de contratos de la entidad local, propuso este lunes que la empresa TDS Ingeniería y Gestión Integral de Obras termine la galería número ocho. Son dos meses de trabajo y urge, al menos es lo que se afirma en el pliego técnico del concurso sobre el que resolvió la mesa por «la escasez de sepulturas y por la situación de acuciante necesidad que la pandemia induce».

La adjudicación de la obra se hace por un importe de 77.695 euros, 6.000 euros menos que la estimación que del coste del contrato se hace en los pliegos del concurso. La propuesta tendrá que ratificarse por la entidad adjudicadora, que en este caso es la alcaldía. El plazo de obra es de dos meses.

Las labores sobre las que este lunes se ha hecho una propuesta de adjudicación forman parte de las obras inejecutadas por el grupo Orizontia, que fue la adjudicataria en noviembre de 2018 del concurso que el ayuntamiento convoco para la construcción de 216 nichos en las galerías siete y ocho del patio uno de la ampliación del cementerio.

Este contrato no se llegó a ejecutar en su totalidad. La obra debió empezar el 26 de diciembre de 2018, pero no lo hizo hasta el 22 de mayo de 2019 y se pararon el 26 de noviembre de 2019. Hasta tres expedientes de rescisión del contrato inició el ayuntamiento, pero no fue hasta la resolución del contrato por la Comisión Jurídica de Extremadura cuando se pudo romper la relación con Orizontia.

La ciudad estuvo durante meses sin nichos nuevos por la ocurrido con esta contratación. Como obra de emergencia, y hasta que se emitió la resolución de la comisión, se realizó el pasado verano una contratación de emergencia para la ejecución de la galería siete con 108 nichos. Ahora, también con un trámite de emergencia, se vuelve a realizar a una nueva contratación para acabar la ocho de la primera fase de la ampliación del cementerio. Con este contrato no se terminará la totalidad de las obras de la fase tres de la ampliación del cementerio, en el pliego técnico se indica que «las restantes obras para cerrar la fase se abordarán con un procedimiento ordinario de contratación».

La ampliación del cementerio se proyectó en 2010 con 4.460 nichos, pero en esta primera fase, dividida en tres, solo se acometen 8 galerías, con capacidad cada una para 108 nichos. De las ocho galerías ya se han construido siete.