Toñi Ávila tiene tres nietos. Sheila, José Manuel y Carla. Los mayores rozan los 18 y la más pequeña acaba de cumplir los 4. Más de un año lleva sin abrazarlos. Desde hace meses se ha conformado con verlos a través de una pantalla, no ha tenido más remedio a sus 61 que adaptarse a la tecnología, o bien de acercarse a ellos a una distancia que no representara un peligro de contagio. Así, solo «dos o tres veces» en este tiempo. Confiesa que es lo que peor ha llevado. No abrazar ni besar a sus nietos. Ni salir. Ni hacer sus rutas. «Hemos tenido que aparcarlo todo». Este lunes ya está a un paso más cerca de todo aquello. De su familia y de su vida. La cacereña fue una de las primeras vacunadas en el Palacio de Congresos, espacio que sustituye desde ayer al hospital universitario como centro de vacunación y que pretende agilizar el proceso hasta el punto de repartir 1.500 dosis al día

Como Toñi, fueron convocados en lo que supuso una prueba ‘piloto’ para arrancar la maquinaria en el auditorio 150 personas. Todas entre los 60 y 69 años y todas para recibir su primera dosis de Astrazeneca --la siguiente será en julio--. La jornada inaugural transcurrió con normalidad. Desde primera hora de la tarde se congregaron los primeros cacereños que, en cuestión de minutos, rodearon la avenida a la altura del Giner de los Ríos. Los asistentes coincidieron en la convicción a la hora de vacunarse. «Estamos encantados, no hay que cogerle miedo», declararon Antonio Castaño y María Rosa López. Con más nervios pero con igual certeza se pronunció Amparo Iglesias. «No lo he dudado en ningún momento», anotó. 

Pasadas las 16.30 horas, a la hora prevista, dio comienzo el dispositivo sin sobresaltos. Las inmediaciones, controladas por la Policía Local y los accesos al recinto, por DYA y ARA. A las instalaciones se han trasladado una veintena de sanitarios, repartidos en el edificio que cuenta con un circuito de entrada y salida. A partir de hoy, la vacunación tendrá horario de mañana y tarde y solo podrán asistir las personas que hayan sido convocados con anterioridad.

El Servicio Extremeño de Salud (SES) realizará un nuevo cribado masivo esta semana en el hospital Virgen de la Montaña. Según precisó este lunes el ayuntamiento a través de una nota, las pruebas para diagnosticar asintomáticos de coronavirus tendrán lugar en el Punto de Atención Continuada (PAC) hasta el próximo viernes. El horario de las pruebas será de tarde, de 15.30 horas a 20.00 horas. Para asistir, de la misma forma que en los anteriores llamamientos masivos en la ciudad para hacerse pruebas de covid, no es necesaria cita previa aunque sí es obligatorio presentar la tarjeta sanitaria del Servicio Extremeño de Salud. Podrán realizarse las pruebas cualquier persona que no tenga síntomas. No deben acudir personas que estén en cuarentena por ser contactos estrechos ni casos confirmados.