El parque comercial que la firma extremeña Electrocash construye en Cáceres abrirá en noviembre y sumará 20 nuevos empleos en la ciudad. Según informan a este diario fuentes de la dirección de la entidad regional, la zona comercial que recibirá el nombre de Maltravieso ya que se ubicará en un solar colindante entre la barriada y la de Casa Plata. Ocupará 6.500 metros cuadrados en los que repartirá un edificio que albergará tres locales, con almacén, tienda, oficinas, una cafetería y un aparcamiento con la posibilidad de instalar un punto de recarga para coches eléctricos. 

También en una zona verde el proyecto recoge instalar una zona de parque infantil cuya construcción asumirá la empresa y más tarde cederá al ayuntamiento para que tenga titularidad municipal. Este último punto aún no ha sido aprobado por el ayuntamiento cacereño. La firma ha puesto de manifiesto a través de una nota que ya ha iniciado las gestiones pertinentes sobre este asunto y ha insistido en que «sería un evidente beneficio para la barriada de Maltravieso y por extensión, para la ciudad». Del mismo modo, aseguran que la propuesta cuenta además con el beneplácito de la asociación de vecinos de la zona, ya que en las inmediaciones no existe ningún espacio de juegos para los más pequeños de las barriadas contiguas. 

En cuanto a la cifra de trabajadores, precisan que requerirá la contratación de una veintena de nuevos trabajadores que se suman a los 110 con los que cuenta la firma en los negocios de electrodomésticos de toda la región. Sobre el proceso de selección, la dirección asegura que se abrirá «en breve» y los interesados podrán depositar su currículum en el apartado correspondiente que se habilite en la página web de la compañía.  

Cuatro años de trámites

Las obras arrancaron en 2020 y la previsión es que finalicen en agosto de este año. La de Cáceres será la quinta inauguración de la firma en este último año. En los últimos meses ha abierto tiendas en Plasencia, Azuaga, Almendralejo y Badajoz. Pone fin por tanto en la capital cacereña a un proyecto que se inició hace seis años, concretan fuentes de la dirección de la entidad. La propuesta se planteó durante la anterior legislatura cuando Electrocash se interesó por una parcela de titularidad municipal que adquirió mediante subasta pública cuatro años más tarde.

En ese sentido, la dirección lamenta la dificultad y la lentitud de la burocracia en la ciudad a la hora de obtener las licencias, que han provocado que el proyecto se haya demorado y pide a la administración que se agilice la tramitación de licencias para los empresarios.