Síguenos en redes sociales:

intervención del COLECTIVO artístico LEFT HAND ROTATION en colaboración con LOS VECINOS

El arte combate las amenazas del turismo masivo y la mina

Una veintena de carteles en la ciudad abren debate sobre el 'extractivismo urbano'. La especulación inmobiliaria y el plomo en el agua completan las reivindicaciones

Rótulo instalado contra el proyecto minero de Valdeflores.LEFT HAND ROTATION

Si hay algo que pueda llevar a cabo el arte es trasladar cualquier reivindicación ciudadana a pie de calle. Esto es precisamente lo que ha hecho el colectivo artístico con raíces extremeñas Left Hand Rotation, a través de unas singulares placas que han repartido en la capital cacereña estos días con motivo de la bienal de arte contemporáneo Cáceres Abierto. Las fachadas en las que lucen la veintena de letreros no han sido elegidas al azar. Todas tienen el mismo propósito: servir de denuncia. 

El proyecto de la mina de Valdeflores, el plomo en la red de abastecimiento en el casco histórico, el turismo masivo, la privatización de los recursos públicos o la especulación inmobiliaria copan los mensajes contra los que pretende rebelarse el colectivo artístico con ayuda de los propios vecinos de la ciudad, con los que han trabajado de manera conjunta para llevar a cabo la iniciativa. 

Imagen en la entrada del futuro hotel de lujo en el Palacio de Godoy.

Lo que critica en conjunto este proyecto, resultado de unos talleres que se celebraron en marzo con integrantes de colectivos como la asociación Cultural Aldea Moret, la asociación Ciudad Monumental, Salvemos la Montaña o San Blas, es lo que la asociación artística califica como 'extractivismo urbano', un concepto que nace en Argentina con el que se abordan las problemáticas que vive la ciudad de Buenos Aires para cuestionar un modelo económico que provoca la degradación de la convivencia y originando en último término la expulsión de los vecinos». « Lo que queremos recalcar es que Cáceres no es una mina en todos los sentidos», sostiene a este diario uno de los integrantes de Left Hand Rotation. 

Esta acción es el resultado de un taller que se realizó en marzo por la bienal de Cáceres Abierto

Sobre el proceso de elaboración, lamenta que la pandemia ha limitado la opción de reunir a más personas --los talleres han estado limitados a veinte personas--, no obstante, insiste en la implicación y compromiso de los asistentes, ya que han sido los vecinos los que han diseñado los lemas y han elegido los temas de debate que querían abordar. 

Letrero en Santiago que denuncia el plomo en el abastecimiento de agua.

Este colectivo parte con experiencia sobre este asunto, nació en 2005 y ha centrado su labor en debatir sobre los modelos de ciudad que expulsan a los propios vecinos. En ese sentido, sostiene que se consideran más «activistas» que artistas. «Éramos extremeños viviendo en Madrid, en Malasaña, empezamos de forma autodidacta y nos invitaron a participar en algunas iniciativas». Desde entonces ha recorrido América, Asia y Europa con su taller denominado ‘Gentrificación no es nombre de señora’ para abordar las consecuencias de crear una ciudad como si fuera un producto o la masificación del turismo. «No estamos en contra del turismo pero una cosa es el turismo y otra la turistificación», apunta. 

Cartel ubicado en el edificio abandonado de El Madruelo.

Por último, de forma paralela a la acción de las placas, como resultado de los talleres, han elaborado un fanzine con la rueda ‘budista’ adaptada a los temas que se han debatido y se puede recoger de forma gratuita en la sala El Brocense hasta el 20 de junio.   

Pulsa para ver más contenido para ti