La policía desalojó un botellón con 14 personas en Rodríguez de Ledesma y cinco fiestas en domicilios este sábado tras el fin del estado de alarma. Este es el balance que ha registrado la capital cacereña durante la primera madrugada sin toque de queda. Según apuntan fuentes municipales, los agentes también se trasladaron un accidente en la avenida de Las Lavanderas de un conductor que colisionó con una farola y que dio positivo en el test de alcoholemia y una patrulla tuvo que atender a un viandante que se encontraba en el suelo de Gran Vía bajo los efectos del alcohol. Registró también la policía ocho denuncias por ruidos en domicilios.

En cualquier caso, fuentes municipales aseguran que la noche transcurrió con normalidad y que a primera hora de la noche sí se produjo una afluencia mayor de la habitual, que decayó a partir de la una de la madrugada. Para vigilar esta primera noche sin restricciones, el ayuntamiento había desplegado un dispositivo en las zonas más propensas a concentraciones de personas para que no se produjeran incidencias.