Cáritas Diocesana de Coria-Cáceres ha atendido a un 48% más de personas en 2020 en comparación con las estadísticas del año anterior. En el balance anual que presentó la entidad de la diócesis este miércoles sobre su actuación durante el año de la pandemia, la secretaria general de Cáritas Diocesana, Inmaculada Godoy, puso de manifiesto que «gracias a todos los agentes, 840, que han hecho posible que Cáritas no cerrase» se han redoblado esfuerzos para dar cobertura al aumento significativo de peticiones por la pandemia.

Concretó que en total a lo largo de 2020 la entidad ha invertido 1.352.565,98 euros, un 21% más que el 2019 y ha prestado 15.560 ayudas, un 61% más que en el 2019. De todas ellas, el 79%, se han destinado a cubrir necesidades de alimentación. Destacó que ha sido el programa de familia el que ha experimentado un mayor número de atenciones en 2020 con respecto al año anterior, un 28% más, y han intervenido 158 hogares con terapias psicológica, organización doméstica o refuerzo escolar.

En cuanto al programa de personas sin hogar, ha atendido a 106 personas, el programa de mayores ha hecho lo propio con 47 personas y el programa para personas inmigrantes ha prestado 1.460 ayudas, un 13% más que el año anterior. «En un año complicado que dejará una huella que difícilmente olvidaremos, especialmente para las personas más vulnerables, también hemos sido testigos de signos de fraternidad y solidaridad y hemos descubierto que las personas por si solas no podemos abarcar soluciones a problemas globales», apuntó Godoy. Por su parte, el director de Cáritas, Damián J. Niso Chaves, dedicó su intervención a agradecer el esfuerzo de todas las personas que han trabajado para paliar el dolor y la necesidad en este año.