Entre el 50% y el 60% de los alumnos de la Escuela Politécnica de Cáceres que estudian grados de Ingeniería Civil eligen continuar con un Máster de Ingeniería de Caminos para obtener este título. Pero hasta ahora no podían hacerlo en Extremadura y debían marcharse a otras universidades. El próximo curso (2021/2022) se pondrá fin a esta situación: la facultad cacereña impartirá la titulación y los jóvenes podrán realizar el itinerario completo.

En realidad, la comunidad extremeña ha sido hasta ahora la única del país que ofrecía grados de Ingeniería Civil (Construcciones Civiles, Hidrología, y Transportes y Servicios Urbanos) pero no los remataba con el Máster de Ingeniería de Caminos, lo que ha llevado a la Politécnica a trabajar durante una década hasta conseguir solventar en estos últimos meses los trámites definitivos. Además, Ingeniería Civil en general forma parte de las titulaciones con mejores salidas laborales, ya que solo registra un índice de paro estructural de un 5% (ingenieros que quieren cambiar o mejorar su actual empleo).

Pero no será el único cambio en la Politécnica dentro de estos estudios. La Agencia Nacional de Evaluación de la Calidad y Acreditación (ANECA) ha autorizado la unión de los tres grados de Ingeniería Civil (Construcciones Civiles, Hidrología, y Transportes y Servicios Urbanos), lo que permitirá a los estudiantes poder elegir especialidad en el tercer curso, no en el primero. «De este modo, ya en septiembre pondremos en marcha tanto el nuevo grado que cohesiona las tres especialidades cómo el Máster de Ingeniería de Caminos», afirma Jesús Torrecilla, director de la Escuela Politécnica.

Jornadas informativas

De hecho, la facultad ha convocado a través de las redes sociales varias sesiones informativas que se llevarán a cabo la próxima semana vía Zoom. «Dedicaremos un día a cada titulación de la Politécnica con el fin de que los jóvenes interesados tengan la opción de seguir las videoconferencias y solventar sus dudas», señala el director. «Nos hemos puesto en contacto con los institutos para dar a conocer estas jornadas, que podrán orientar a los estudiantes que acaban de concluir la selectividad», agrega.

Y es que para la Escuela Politécnica, dicho cambios suponen «un paso muy importante», porque, al igual que ya ocurre con Informática y con Telecomunicaciones, permitirán al alumno completar todo el itinerario formativo sin tener que marcharse a otra universidad cuando acaba cuarto curso. «Realmente era una necesidad», rubrica el director. También se abre el camino que permitirá a la Politécnica captar estudiantes para doctorado, algo que no era posible hasta ahora ya que los alumnos de Ingeniería Civil se marchaban al terminar el grado.

Cabe destacar que tras la implantación del Máster de Ingeniería de Caminos, que enriquece los posgrados de Ingeniería Civil, hay un largo esfuerzo en tiempo y dedicación. No ha sido fácil por los requisitos que se exigen. Solo la elaboración del plan de estudios necesitó dos años de trámites, y posteriormente otro año hasta su aprobación por la ANECA. Ya en 2021 se han completado todos los trámites con el visto bueno final de la propia Universidad de Extremadura.

120 créditos en dos cursos

El plan de estudios del nuevo máster contempla 120 créditos divididos en dos cursos de 60 cada uno. Se unirán a los 240 créditos que los alumnos consiguen al finalizar los cuatro cursos del grado. Las asignaturas serán muy similares a las de otras universidades, al estar condicionadas por una orden ministerial que fija los contenidos. Pero también queda margen de maniobra en las materias optativas, y es aquí donde el máster de la Escuela Politécnica de Cáceres tratará de diferenciarse para aprovechar ámbitos menos explotados.

«Puesto que ya existen muchas construcciones, y otras escuelas politécnicas del país se siguen centrando especialmente en la nueva edificación, nosotros hemos preferido orientarnos más a la conservación, explotación y gestión del patrimonio. Entendemos que hay que empezar a mantener el gran parque ya existente y que ahí puede haber un buen campo de trabajo», concluye Jesús Torrecilla.

El nuevo máster se unirá a los seis que ya imparte la Politécnica, además de siete grados. La escuela tiene unos 1.800 alumnos y en torno a 200 profesores. Por cierto que los ajustes en la especialidad de Ingeniería Civil no harán necesaria en principio la contratación de más docentes para el máster.