«Los espectadores se tienen que formar desde pequeños y para eso tienen que ver espectáculos. Así que nosotros vamos a todos los que podemos». Rocío Montero es cuentacuentos de la compañía Atakama Producciones , pero ayer estaba en el Gran Teatro de Cáceres como madre con los pequeños Óscar y Marco, que a pesar de su corta edad tienen ya muchas ‘tablas’. El más pequeño asistió con 8 meses a su primer espectáculo y ayer llevaba de la mano una marioneta que le acompaña en cada cita teatral. 

«Es un privilegio tener algo así en Extremadura, un lujo poder ofrecerles a los niños esta forma de cultura y de sensibilización, que además es muy participativa», decía Beatriz Grande, recién llegada con Celia (3 años) y Jorge (8 meses). En el interior del teatro les esperaba una escenografía repleta de guiños al teatro clásico entre lechuguillas, meriñaques o grandes sombreros y una propuesta exclusiva para el público más joven de esta edición. Javier Herrera y Chesku Jiménez son sobre el escenario Pestaña, Yema, Lengua, Fosa y Coclea, los cincos personajes que guían a los bebés a través de un juego multisensorial por los poemas y fragmentos más conocidos del Barroco y del Siglo de Oro con A versos. La iniciativa tiene el aforo completo para las cuatro representaciones que quedan por delante hasta el próximo día 27.

Los niños de 4 a 12 años tuvieron también la ocasión de sumergirse en el teatro clásico ayer con los talleres que se impartieron en el parque Gloria Fuertes. Hoy podrán vestirse como los personajes de las obras teatrales en otro taller allí a partir de las 12.00 horas. 

Más propuestas

Además, este domingo, la orquesta barroca de Badajoz ofrece el concierto Contrastes y Diálogos, en el patio de la Fundación Tatiana Pérez de Guzmán el Bueno (20.30), con piezas de Corelli y Händel.

Dentro de la sección oficial, Morboria Teatro lleva al escenario de la plaza de las Veletas (22.30) su propuesta de El Avaro de Molière para cerrar el primer fin de semana del Festival de Teatro Clásico. H