Cáceres registró en 2020 su récord absoluto en exportaciones, superando por primera vez en su serie histórica los 500 millones de euros. De hecho, lo hizo con holgura, por encima de los 537 millones. Éste fue el total del valor de las operaciones realizadas por las empresas de la provincia con 130 países de los cinco continentes a lo largo del pasado año, y todo ello pese a la parálisis mundial de la demanda interna por la pandemia, y pese a la convulsa situación geopolítica por el mantenimiento de ciertas medidas proteccionistas que también coartan la competitividad de los productos cacereños.

Y aun así, «las empresas han sido capaces de sobreponerse y marcar un nuevo techo en el valor comercial de sus exportaciones, con un fuerte ascenso en 2020 del 16,7% respecto al año 2019. Cáceres fue la cuarta provincia de España donde más creció el comercio exterior», explica Víctor Grajera, coordinador del Área Internacional de la Cámara de Cáceres, entidad que da un apoyo integral a las empresas que deciden lanzarse a los mercados extranjeros.

¿Pero qué vende la provincia al resto del mundo? La Cámara de Cáceres analiza esos datos a través del estudio Comex, que se apoya en las cifras de la Agencia Tributaria. Ofrece una primera conclusión muy reveladora: los productos procedentes de la industria (medicamentos, bienes de equipo, manufacturas de hierro, caucho, plásticos...) comienzan a tener un peso importante en las ventas cacereñas al extranjero, generalmente abanderadas por los productos agrícolas.

Así, por primera vez se sitúa en cabeza el capítulo referente a maquinaria para la fabricación de piezas de caucho y plástico, cuyas exportaciones desde Cáceres alcanzaron en 2020 los 112 millones de euros, muy por encima de los 3 millones de 2019 (+3.647%). Supusieron el 20% del total de las ventas de la provincia al exterior y se enviaron especialmente a Países Bajos, que se colocó en primer lugar, por delante de mercados tradicionalmente líderes en la recepción de productos cacereños como Francia y Portugal.

El tabaco cae

El segundo puesto lo ocupó en 2020 el tabaco, durante muchos años bandera de las exportaciones. Se realizaron operaciones por valor de 73 millones, un 9% por debajo de 2019. Y es que la retirada de las ayudas a la producción de tabaco provoca su descenso paulatino. «No obstante, la bajada de 2020 se debió a que Alemania apenas adquirió esta mercancía a Cáceres, cuando en 2019 importó por valor de 10 millones», aclara Víctor Grajera.

La tercera posición fue para las ‘Preparaciones alimenticias diversas’. Engloban sobre todo salsas de tomates preparadas como kétchup y caldos para sopas, que el pasado año alcanzaron los 53 millones (+23%). Detrás de estas partidas se encuentran las grandes industrias de Miajadas, que convierten a Cáceres en una potencia mundial en el sector del tomate. Y ello pese a que algunas tienen su centro productivo en esta provincia pero sus matrices se ubican en Badajoz (figura como origen), de modo que las exportaciones reales son aún mayores.

El cuarto capítulo también se disparó. Se trata de los productos farmacéuticos, que han pasado de 33 millones a 51 (+54%). «Se trata sobre todo de fármacos para uso terapéutico y profiláctico, y su incremento cuantitativo se debe en gran medida a la demanda que existe en países como Francia (22 millones) e Italia (12 millones)», desgrana el responsable del Área Internacional de la Cámara.

Asimismo, el quinto puesto en la balanza cacereña de exportaciones subió enteros. Engloba las manufacturas de fundición de hierro o acero, que pasaron de 28 millones en 2019 a 43 en 2020 (+52%). En concreto, las operaciones se centraron en las torretas y mástiles metálicos de hierro y acero, que representaron el 75% del total exportador en este capítulo. Proceden casi en su totalidad de las dos fábricas de Imedexsa en Casar de Cáceres y Santiago del Campo, donde se trabaja muy intensamente para Alemania en las mejoras ferroviarias que allí se acometen. También destaca la planta de Galvexsa, en la zona de Casatejada, con una dinámica actividad exportadora.

Cabe destacar que estos cinco primeros capítulos representan por sí solos más del 62% de las ventas cacereñas al extranjero.

En sexto lugar se situaron las denominadas ‘Preparaciones de hortalizas, de frutas y otros productos’, una de las pocas partidas que retrocedieron, en concreto de 44 a 39 millones (-10%). Se trata del capítulo arancelario de conservas vegetales, sobre todo la aceituna negra cacereña, una de las grandes bazas de la provincia de cara al exterior. «Sus ventas pasaron de 29 a 24 millones (-16%) en solo un año debido a su fuerte bajada en el mercado ruso (de 14 a 9 millones)», precisa Víctor Grajera. Allí, las aceitunas autóctonas cacereñas con vodka son un auténtico placer, pero este país comienza a mirar los precios por encima de la calidad.

Además, aunque han disminuido, se siguen notando las barreras arancelarias a este producto por parte de EEUU, donde la aceituna cacereña en rodajas tiene muchísima venta para la industria alimentaria (pizzas...).

En séptimo lugar se encuentran las frutas, que protagonizaron el retroceso más significativo de las exportaciones cacereñas del pasado año: de 59 a 37 millones (-37%). De hecho, suelen estar en los primeros puestos del ranking. La cereza registró la mayor caída: se exportó por valor de 19 millones frente a los 32 del 2019 por una mala cosecha. Este producto tan apreciado en Centroeuropa, Francia, Reino Unido y Alemania, «podría tener en 2021 una campaña mejor, aunque todavía es pronto para sacar conclusiones», advierte Víctor Grajera.

Además, Cáceres supone un referente en la exportación de frutas de hueso (ciruela, nectarina, melocotón...), que tampoco tuvieron precisamente en 2020 su mejor temporada.

El octavo lugar es para el caucho y sus manufacturas, que sufren una sensible pérdida de 39 a 30 millones de euros (-25%). Y es que el desplome sin precedentes en la fabricación mundial de vehículos ha afectado a Catelsa, una industria cacereña altamente especializada en la fabricación de piezas para la industria automovilística. «Las previsiones de 2021 parecen bastante mejores debido a los planes de estímulos a la compra de vehículos, que han reactivado la demanda mundial», matiza Víctor Grajera.

Limpiando el mundo

El noveno lugar del ranking se lo llevan los productos de limpieza, que escalan un 162%, pasando de 5 a 12 millones. Este salto cualitativo llega de la mano de la nueva empresa Herma, situada junto a la A-66, y sobre todo de sus suavizantes y detergentes. Otra empresa ubicada en Cañaveral, Iberceras, aporta un alto valor a este capítulo con su fabricación de parafina, muy utilizada por la industria para múltiples usos.

La décima partida la ocupan el plástico y sus manufacturas, que bajan un 18% (de 14 a 11 millones) por la caída de las ventas de polímeros de etileno, aunque pueden repuntar una vez superados los peores efectos del virus.

Fuera de los 10 primeros puestos hay que destacar el nuevo ascenso del corcho (de 2,7 a 5,5 millones), pero también la importante bajada de las exportaciones de carne, sobre todo porcino y caza al mercado alemán (de 12,5 a 9,4 millones). La Cámara de Cáceres estima que se recuperarán en 2021 tras los peores recesos del consumo por la pandemia.

El 'top ten' de los receptores de productos cacereños

Respecto al ranking por países, hay que destacar que los ocho primeros compradores de productos cacereños está localizados en Europa (Países Bajos, Francia, Portugal, Alemania, Italia, Bélgica, Reino Unido y Polonia), y eso supone un problema. «Cáceres debe diversificar su oferta exportable tanto en productos como en destinos. Sería conveniente acudir a terceros países y áreas emergentes, de modo que si se produce una perturbación en una zona del mundo, se pueda suplir con otros mercados», concluye Víctor Grajera. 

De momento, los diez principales destinos de las mercancías de la provincia son:

  1. PAÍSES BAJOS: El principal cliente de las empresas cacereñas, por primera vez en la serie histórica, es Países Bajos. En 2020 compró productos (sobre todo maquinaria para fabricar piezas de caucho y/o plástico) por 131 millones de € a Cáceres, muy por encima de los 17,6 millones de 2019 (+640%).
  2. FRANCIA: Las exportaciones de Cáceres a Francia, generalmente el principal destino del ranking, han seguido creciendo un 13% hasta alcanzar los 105 millones. Destacan las preparaciones alimenticias diversas como salsas de tomate (44 millones), y los medicamentos (22 millones).
  3. PORTUGAL: También aumentaron en 2020 las ventas a Portugal, uno de los mejores mercados para Cáceres. Llegaron a los 75 millones de euros. El tabaco en rama fue la primera partida con 22 millones; seguida de las piezas de caucho, con 9 millones; y los productos de limpieza, con 7 millones.
  4. ALEMANIA: Uno de los grandes destinos, se ha resentido en 2020 por el receso del consumo, con una bajada del 17% hasta quedarse en 54,6 millones. Aun así, la caída ha sido menor por la venta de estructuras metálicas que Imedexsa fabrica para los ferrocarriles germanos (30 millones).
  5. ITALIA: El comercio con este cliente habitual también han descendido en la pandemia (15%), bajando de 40 a 34 millones. Este país compra a Cáceres especialmente productos farmacéuticos (11,7 millones), frutas (4,5) y preparaciones de tomate procedentes de Miajadas (3,7).
  6. BÉLGICA: Tampoco las operaciones con Bélgica tuvieron su mejor año: bajaron de 35 a 29 millones (-15%). La principal partida fue el tabaco (14 millones) y los instrumentos y aparatos medicoquirurgicos (8,4), muy vinculados a una fábrica especializada del Campo Arañuelo.
  7. REINO UNIDO: El mayor descalabro dentro de Europa se ha producido en las exportaciones a Reino Unido, que han descendido un 50%, quedándose en 15 millones. Y ello porque los almacenes británicos hicieron un fuerte acopio antes del ‘brexit’, y por la caída del consumo con el covid.
  8. POLONIA: Las mercancías exportadas a Polonia vuelven a subir un 14% hasta alcanzar los 14,8 millones de euros. Este país, octavo cliente de Cáceres, compra sobre todo tabaco (11 millones en 2020), piezas de caucho a Catelsa (2,3 millones) y gomas y resinas (676.000 euros).
  9. RUSIA: Es el noveno destino de los productos cacereños y también registró una debacle del 40% en las exportaciones del pasado año, quedándose en 10 millones de euros. Compra sobre todo la aceituna cacereña, que para ellos es un lujo (9,5 millones), y tabaco (500.000 €).
  10. MARRUECOS: El décimo mercado para las empresas de Cáceres, sufrió el mayor descalabro el año pasado, un 77%, hasta quedarse por debajo de los 6 millones. Las principales mercancías fueron las piezas de caucho para la automoción de Catelsa (4 millones).