El grupo municipal del PP presenta al pleno que la corporación local celebra este jueves una moción en la que se proponen «incentivos fiscales» para los sectores que se hayan visto más perjudicados por la crisis sanitaria y económica provocada por el coronavirus, según detalló este lunes el portavoz del PP, Rafael Mateos, en la presentación de la iniciativa. En la moción también se plantea un nuevo calendario fiscal, para que haya de plazo hasta diciembre para el pago de impuestos como el IBI, y una revisión integral de todas las figuras tributarias municipales. «El dinero debe estar en el bolsillo de los cacereños», indicó Mateos, quien subrayó que esto ayudaría «a activar la economía». El portavoz reiteró que el ayuntamiento tiene «capacidad» para afrontar esta revisión.

Mateos argumentó que hay margen en los impuestos locales (IBI, IAE, Construcciones...) para introducir bonificaciones que beneficien a los sectores más perjudicados por la pandemia. «Tenemos la misma presión fiscal que en 2019 y la situación económica no es la misma».

El alcalde, Luis Salaya, no adelantó este lunes si por parte del gobierno municipal se respaldará la moción, «la estamos viendo», aunque apostilló que en la propuesta «se habla de otras cuestiones en abstracto» y aseguró que «no está claro que el PP y Elena Manzano -la concejala que defenderá la iniciativa ante el pleno- hablen de lo mismo». El gobierno no descarta que haya una revisión fiscal, pero no en los mismos términos que expone el PP. Lo que se buscaría, en consonancia con el acuerdo con Podemos, es dotar de más recursos al ayuntamiento. Salaya aseguró que habrá revisión, pero «no sabemos en qué términos».

Mateos también aludió este lunes a los retrasos en la concesión de las ayudas a pymes y autónomos. Recordó que la concejala de Economía, María Ángeles Costa, habló en abril de que el plazo para optar a estas subvenciones se abriría a finales de ese mes, pero «esas ayudas no existen a día de hoy». Al mismo tiempo el portavoz de los populares criticó que se excluya de percibir esta aportación a las empresas que tengan deudas con la administración, dado que en las ayudas que está convocando la Junta no se excluye a estas empresas.

Salaya comentó este lunes que la convocatoria saldrá en los próximos días y que se ha tardado más al tener que realizar al ministerio la consulta de si se podía abrir a empresas y a autónomos que tengan deudas con la administración, es «casi seguro» que se tendrá que excluir a estas empresas tras la consulta realizada al ministerio, según concretó Salaya, que precisó que el ministerio ha dado la misma respuesta a la Junta de que no se pueden dar ayudas a empresas con deudas con la administración.