EL PROYECTO EN LA PARCELA QUE ESTÁ JUNTO A CARREFOUR

Kronos espera inaugurar su centro comercial en Cáceres en un año

Sería solo la primera fase con, entre otras firmas, Decathlon y cines. También se acometería el parking de 950 plazas. Para la segunda fase es necesario variar el plan de urbanismo para que la edificabilidad de uso comercial se multiplique por casi cuatro

Imágenes de bocetos de distintos espacios del centro comercial y de ocio proyectado en la parcela del antiguo matadero, junto al hiper de Carrefour.

Imágenes de bocetos de distintos espacios del centro comercial y de ocio proyectado en la parcela del antiguo matadero, junto al hiper de Carrefour. / KRONOS

José Luis Bermejo

José Luis Bermejo

Los plazos son solo previsiones, es más fácil que no se cumplan, pero es la única referencia para saber cuándo estarán las cosas. Este martes se ha presentado por los directivos de Kronos, la promotora, el proyecto de centro comercial y de ocio que se planifica en la parcela donde estuvo el matadero, junto a Carrefour. Tanto el director ejecutivo de Kronos, Saïd Hejal, como el socio de la firma, Enrique Feduchy, especialista en el desarrollo de parques comerciales, han dado como posible fecha para la apertura de la primera fase del centro comercial «la primavera tardía o principios de verano» del año que viene. Quieren empezar la obra de urbanización en agosto para que la primera fase del centro esté abierta en un año, aunque el alcalde, Luis Salaya, fue más comedido en la presentación: «esperamos que las cosas estén encaminadas este verano para a la vuelta del verano empezar».

¿Qué queda para que pueda empezar la obra? El programa de ejecución, el plan para ordenar el suelo y que esté conectado con sus accesos al resto de la ciudad, tiene aprobación inicial, ya se ha publicado en el Diario Oficial de Extremadura y será a finales de julio cuando acabe el periodo de exposición pública. Si no hay alegaciones y no hay ningún informe sectorial de otra administración, el más determinante puede ser el de Demarcación de Carreteras, en el que se pongan objeciones al acceso a la avenida de la Arenas (travesía de la N-521) , la aprobación definitiva del programa de ejecución se podría producir en agosto. Después el ayuntamiento tiene que dar la licencia para la obra de urbanización y para la construcción del edificio de la primera fase, proyectado con una edificabilidad de 11.000 metros cuadrados, algo menos de la mitad del total de la permitida en la parcela.

Feduchy calculó que en agosto podría empezar la urbanización de las tres hectáreas de la parcela y en noviembre la del edificio para que dentro de un año se inaugurase la primera fase en la que entraría una tienda de Decathlon de 3.000 metros cuadrados y unos cines, de la misma empresa que ya estuvo en el Ruta de la Plata, con siete salas y 1.200 butacas. El resto en esta fase serían tiendas y principalmente espacios destinados al ocio. Con la ejecución de la primera fase también se harían los aparcamientos en superficie con un total de 950 plazas y que ocuparían parte de la parcela del matadero y otra colindante que se destina íntegramente a plazas de parkings.

Que se cumpla este plazo está condicionado primero a la rapidez con la que el programa de ejecución se apruebe definitivamente, a que no haya alegaciones, a que Carreteras dé el visto bueno al acceso, a la rapidez con la que la promotora presente el proyecto de urbanización y de obra y al tiempo del que dispongan los técnicos del ayuntamiento para dar el visto bueno para que se puedan conceder las licencias necesarias.

De momento la promotora tiene la licencia comercial que concede la Junta de Extremadura y en cuanto a los accesos a la N-521, el socio de Kronos explicó que se trabaja en una solución por parte del ayuntamiento. La misma pasaría por que Carreteras ceda el vial al ayuntamiento, «pero no es algo que nos corresponda a nosotros, sino al ayuntamiento», comentó. No se plantean otros accesos que no sean por la avenida de las Arenas, la travesía de la N-521, ya que por detrás de la parcela donde se proyecta el centro comercial está el ferrocarril y «con Carrefour no hemos hablado».

Si no surgen inconvenientes, la urbanización podría empezar en agosto, aunque lo más probable es que sea tras el verano, y la primera fase se podría abrir en un año, aunque lo más posible es que sea más en el segundo semestre de 2022 que en el primero.

La segunda fase

Esta parcela siempre tuvo como destino albergar un complejo de ocio, sin uso comercial. Con este propósito la vendió el ayuntamiento hace dos décadas. Por eso está parcela en el plan general municipal de urbanismo está pensada para usos que son recreativos, los comerciales son solo residuales. Eso es lo que hay que cambiar para que se acometa la segunda fase del centro comercial, que es por espacio más importante que la primera fase, que albergaría unos 11.000 metros cuadrados edificables (la superficie construida en una o más plantas), mientras que la segunda ocuparía 15.000 metros cuadrados.

Aunque el centro comercial se haga en dos fases, el edificio sería único, pero «no como un centro comercial al uso, con pasillos y ascensores», explicó Feduchy, sino con un diseño «como una calle comercial» en la que además «de comprar puedas pasear y en la que la tienda se complementa con el ocio -en la ilustración de la información se reproducen diversas imágenes del diseño que tendría el centro comercial-».

En los 11.000 metros cuadrados edificables de la primera fase entrarían los 5.554 de uso comercial que ahora posibilita el plan general de urbanismo -casi todos, hasta 3.000, estarían ocupados por Decathlon- . El resto se destina a ocio -según los números dados ayer por los promotores casi todo el ocio estaría en esta primera fase, solo el cine ya ocuparía unos 2.000-. En la segunda fase del centro, casi todo, aunque haya algo más de ocio, será para usos comerciales.

En la parcela se permite ahora 7.536 metros cuadrados edificables para hotel, 13.158 de ocio y 5.554 comercial. La intención de la promotora es que el uso de ocio quede en un 20% del total y el resto sea comercial. Ese es el cambio que hay que hacer en el plan de urbanismo, es una modificación en la distribución de la edificabilidad de los usos. Feduchy precisó que hasta que no se tenga la aprobación definitiva de la primera fase no se podrá pedir la modificación. La intención de la empresa es que este cambio esté aprobado cuando se inaugure la primera fase para a continuación empezar la segunda, que se prolongaría aproximadamente un año y medio para que el centro comercial entero pueda estar totalmente en servicio a finales de 2023 o en los primeros meses de 2024.

INVERSIÓN

35 millones de euros, entre los que están los 2,7 que ha costado la parcela principal, la del antiguo matadero

SUPERFICIE ALQUILABLE

Kronos es la promotora, el proyecto se denomina Way Cáceres. Es la propietaria del centro comercial y alquila el espacio a firmas comerciales y operadores. La superficie alquilable es de 25.000 metros cuadrados, casi la totalidad de la edificabilidad (26.248).  

ÁREA DE INFLUENCIA

El área de influencia o los clientes potenciales se calcula que serán 160.000 habitantes, los de Cáceres y los de su área de influencia en una distancia de veinte minutos. 

INICIO Y APERTURA

La intención de la promotora es que las obras se puedan iniciar este verano y que la apertura de la primera fase del centro sea en la primavera de 2022.