El Juzgado de lo Penal número 1 de Cáceres ha condenado a una mujer como autora criminalmente responsable de un delito de robo con violencia e intimidación en grado de tentativa en la tienda Fasmong de la avenida de España y de un delito leve de lesiones con la concurrencia de la circunstancia atenuante de drogadicción a la pena de un año, nueve meses y un día de prisión, y a otro mes de multa con una cuota diaria de 6 euros.

Los hechos se remontan al 28 de agosto de 2019 cuando en torno a las 10 de la mañana la acusada accedió al establecimiento "y con la intención de incrementar ilícitamente su patrimonio y aprovechando que la propietaria estaba distraída atendiendo a otra persona se dirigió al mostrador e intentó abrir la caja registradora, momento en el que fue sorprendida por la dueña del local, y al recriminarle su acción, la acusada la agarró de la pechera diciéndole: "Dinero, dinero, dame todo lo que tengas o saco la pistola", a la vez que se llevaba una mano a la cintura para dar la apariencia de que portaba un arma que realmente no tenía.

Al no acceder a la pretensión de la acusada se produjo un forcejeo entre ambas, llegando la acusada a zarandear y agarrar del pelo a aquélla, hasta que que la víctima comenzó a gritar pidiendo auxilio, marchándose corriendo la acusada del lugar sin lograr su propósito. Como consecuencia de estos hechos sufrió una contusión en el cuero cabelludo y una cefalea tensional, precisando para su curación, en la que empleó tres días, de administración de analgésicos.

La acusada es consumidora de sustancias estupefacientes y cometió los hechos para lograr el dinero con el que sufragar su consumo. La tienda está situada en lo que fueron los almacenes El Requeté.