Llega el verano y empiezan a subir las temperaturas, sobre todo en una región como Extremadura. Con 40 grados en la calle muchos estarían en la piscina sobrellevando el calor, pero ¿Y si también hay una opción de refrescarse en la tienda? Esto es lo que hace ‘Comercial Cobos’, un negocio familiar que nació hace 35 años. Se dedican a vender productos de fontanería, calefacción o piscina. No reparan, solo ofrecen productos a profesionales del ramo, principalmente.

Para combatir el estío han decidido instalar un sistema de nebulización en la fachada de su local. Se trata de una fórmula de riego que se utiliza principalmente en los invernaderos; en esos casos el agua se expulsa en forma de neblina, a través de emisores colocados en la parte superior de los cultivos, que además de suministrar riego o fertilizantes, contribuyen a disminuir las temperaturas y elevar el nivel de humedad relativa en el ambiente. 

La empresa lo utiliza principalmente para disminuir las temperaturas, para atraer al cliente cuando vaya a mirar el escaparate y como una forma de publicidad para vender el producto. 

José Antonio Cobos, gerente del establecimiento, y Benjamín Barrero, uno de sus empleados, comentan que «llevan ofreciendo este servicio al público durante siete u ocho años en los meses de mayo a septiembre». Indican que tienen sistemas de nebulización de alta presión para dar servicio a los clientes profesionales que tienen terrazas, discotecas, entre otras. También lo suministran en el ámbito doméstico a nivel particular a cualquier persona que quiera ponerlo en su patio. 

«Es una manera de captar al cliente para que vea que la tienda cuenta con esta opción», explica Barrero. Al verlo en la calle funcionando hay mucha demanda, la gente se acerca a preguntarles cómo funciona y las ventas son positivas.

Barrero precisa que «los comentarios de los clientes que acuden son muy buenos; agradecen que en estas épocas del año «se pueda sobrellevar el calor». 

Es la única tienda comercial de la ciudad que proporciona este servicio a los clientes. En otros sectores como es el de la hostelería se pueden ver en algunos veladores. 

Hace varios años, el ayuntamiento dispuso de unos sistemas de nebulización en la calle San Pedro de Álcantara para refrescar a los turistas y a los habitantes de la capital. Cuando se realizaron las obras de reforma de la vía los retiraron