La ciudad de Cáceres ha registrado en los últimos días una tendencia a la baja en los contagios, de manera que en la última jornada se han notificado 8 nuevos casos positivos, frente a los 54, por ejemplo, que se registraron hace dos semanas en un solo día. La incidencia acumulada a los 14 días se sitúa en 372 y a los 7 días está en 155, según los últimos datos facilitados por el Servicio Extremeño de Salud (SES).

No obstante, el alcalde Luis Salaya ha querido ser cauto cuando se le ha preguntado por la contención de la pandemia en la ciudad ya que, «hay margen para empeorar», ha dicho, ya que el descenso de casos se ha producido en una cifra por debajo de la que han registrado otras ciudades del entorno, por lo que todavía puede dispararse la curva de contagios.

«Vamos a esperar y a no estropear esto porque el techo está mucho más arriba de donde hemos parado nosotros pero hay un margen para empeorar y por eso seguimos llamando a la prudencia», ha subrayado el regidor al ser preguntado por este asunto en una rueda de prensa que ha ofrecido este martes con motivo del inicio del curso político.

Así, ha recalcado que la ciudad es muy cumplidora con las normas covid y, aunque la bajada de contagios parece una tendencia consolidada «quedan todavía unos días de apretar los dientes», ha indicado. 

Respecto a la flexibilización de las restricciones que piden algunos colectivos como los hosteleros, que han solicitado que se elimine el semáforo covid, Salaya cree que «hay que adecuar las normas a la situación de la pandemia mientras las UCIs sigan llenándose», aunque ha augurado que tendremos que convivir con esta situación muchos años, y «vamos a tener que normalizarla pero no volver a la situación previa a la pandemia».

«En esto también hay una decisión personal y yo no voy a volver a la situación previa al Covid teniendo el riesgo de coger el virus y acabar en una UCI o muerto, o hacer enfermar o morir a miembros de mi familia o seres queridos, como está pasando todos los días en nuestra ciudad y en el resto del país», ha concluido.