Los contribuyentes cacereños han obtenido este año más dinero en devoluciones por parte de Hacienda al cierre de la campaña, respecto al ejercicio anterior. Según los datos facilitados por la secretaría de prensa del ministerio, a 2 de julio se habían abonado a los declarantes de la provincia un total de 51,2 millones de euros, cifra superior en un 2% a la registrada en 2020 en las mismas fechas, y también un 5,4% por encima de las referencias de 2019.

Este dato supone que los cacereños han recibido una media de 504 euros por el momento, ya que al término de la campaña, aunque ya se habían gestionado el 82,6% de las declaraciones a devolver, faltaban por resolver 21.431. En total se han presentado en la provincia 123.258 con derecho a devolución, que reclaman a Hacienda 69,3 millones de euros. El global de declaraciones (incluidas las que han salido a pagar y las negativas, es decir, ni abonan ni reciben) se ha elevado este año a 190.238, un 2% por encima de la campaña anterior.

Un dato que casa con las previsiones iniciales de la Agencia Tributaria, que ha recibido un número mayor de declaraciones por las circunstancias excepcionales de la pandemia (ERTES, cambios de contrato, desempleo...). Un 65% han salido a devolver y un 8% a pagar. Los afectados por regulaciones temporales de empleo (ERTE) con obligación de ingresar a Hacienda, han contado este año con una vía adicional, al poder optar por un fraccionamiento de pago en seis meses sin intereses.

Un 92% por internet

La gran mayoría de los contribuyentes han seguido presentado sus declaraciones por internet, si bien se ha moderado la cifra con respecto a la campaña pasada, en la que el contexto sanitario impulsó especialmente este canal. En total, el 92% ha optado por la vía telemática, casi todos a través de la página web de la Agencia Tributaria, que sí ha subido un 2,1% en comparación con el año anterior. También aumentan los usuarios que han optado por la aplicación móvil de Hacienda (un 13%), y la mitad de ellos han realizado presentaciones con la modalidad ‘en un solo clic’.

La elevada utilización de las vías telemáticas ha permitido que antes de la puesta en funcionamiento de la asistencia telefónica, este año ya estuviesen presentadas más del 30% de todas las declaraciones de la campaña.

Pero además, se ha reforzado la asistencia personalizada (a solicitud del contribuyente), tanto por teléfono como presencial en oficinas, lo que ha facilitado la presentación por estas vías de un 14% más de declaraciones. Entre los principales beneficiarios se encuentran los afectados por ERTE y los perceptores del Ingreso Mínimo Vital. De hecho, el plan de asistencia telefónica ‘Le llamamos’ ha tenido un uso cinco veces superior al de hace dos años.