La subida del IBI y del impuesto de Vehículos pasó este jueves su primer trámite, el dictamen de la comisión informativa de Economía y Hacienda del ayuntamiento. El resultado de la sesión de este órgano municipal fue el esperado. Al voto a favor del gobierno (PSOE) se sumó el de Unidas Podemos y el del concejal no adscrito Teófilo Amores. La de este jueves fue la primera aprobación de la modificación de la ordenanza fiscal. A la misma seguirá la del pleno que la corporación local celebrará el próximo jueves. Y aún quedaría una tercera si hay alegaciones cuando el acuerdo de la corporación municipal pase a exposición pública. Serán estas reclamaciones las que midan el verdadero rechazo a esta revisión fiscal. Esa tercera ratificación se tendrá que producir antes de fin de año para que el incremento esté en vigor en 2022.  

La presidenta de la comisión informativa, la concejala de Economía María Ángeles Costa, reiteró que con el incremento del IBI lo que se hace es recuperar el tipo impositivo que tenía el impuesto hasta 2017, antes de las dos bajadas que se aprobaron en la pasada legislatura tras el acuerdo entre PP y Cs. El tipo que entrará en vigor a partir de 2022 será del 0,75% del valor catastral del inmueble. El tipo que ha habido en los tres últimos años ha sido del 0,70%. La revisión supondrá un incremento del 7% sobre el recibo que se ha pagado en 2021. Costa, como ya avanzó el pasado viernes, insistió en que a las familias les va a suponer «una subida anual entre 7 y 45 euros».

Serán las reclamaciones que se podrán presentar las que midan el verdadero rechazo a la subida

La recuperación del tipo impositivo que había antes de la bajada acordada por PPy Cs estaba sobre la mesa del gobierno municipal desde los primeros contactos con Unidas Podemos para un acuerdo con medidas políticas para su desarrollo en la legislatura. Entre los puntos de ese acuerdo firmado en enero de 2020 estaba que la recaudación del IBI llegase a unas cantidades similares a las que había antes de la bajada pactada por PP y Cs en 2017. Esa decisión es la que se materializa ahora con el dictamen de la comisión de Economía y su ratificación por el pleno de la corporación local en siete días.

El trámite se prolongará hasta el último trimestre del año. La subida media es de un 7% sobre el recibo de 2021

Lo mismo que en 2017 fueron los grupos municipales del PSOE y de Unidas Podemos lo que se opusieron a bajar el tipo impositivo del IBI, ahora son PPy Ciudadanos los que se oponen a subirlo. El portavoz del PP, Rafael Mateos, se comprometió este jueves a revocar la subida del impuesto si su partido recupera en 2023 el gobierno municipal. Para Mateos, las cantidades que avanzó este jueves Costa sobre la repercusión de la subida en las familias no se corresponden con la realidad.

Cantidades puestas al cobro y recaudadas tras el final del periodo voluntario J. L. BERMEJO

Este año se pusieron al cobro por el IBI urbano 93.443 recibos por un importe de 22.687.865 euros. Según las estimaciones de la sección de Gestión Tributaria del ayuntamiento en un informe del pasado mes de agosto, la revisión fiscal generará una cuota tributaria del IBI urbano de 25.100.765 euros en 2022, un incremento de 2.412.900 euros, cantidad que sumada al medio millón de más que se podrá recaudar con la subida del impuesto de Vehículos supondrían tres millones de euros extras para las arcas locales en el presupuesto de 2022. En la comisión de este jueves también se dictaminó a favor de la subida del impuesto de rodaje, que gravará más los turismos y motos de mayor potencia. 

 Pero esa previsión de 2,4 millones más por IBI se recorta en el mismo informe en 863.042 euros por las excepciones que incluye la subida del IBI -de las que este diario informó en su edición del pasado martes-. Esto supone que la subida del IBI incrementaría en 1.549.857 euros más la cuota de 2022. Costa, en su intervención del pasado viernes al anunciar la revisión fiscal, dio una cantidad algo superior al precisar que la subida del IBI urbano incrementará la cuota a recaudar del impuesto en 1,7 millones de euros, con lo que el total ascendería a 24,3 millones, cerca de los años en los que mayor ha sido la cantidad puesta al cobro (24,9 millones de euros en 2014 y 24,7 millones en 2015).

El portavoz del PP anuncia que revocará la subida del IBI y de vehículos si su partido gobierna a partir de 2023

Para que la subida se ratifique en el pleno del jueves, el gobierno que preside el alcalde Luis Salaya necesita que se repita la votación de la comisión de ayer, volver a tener el apoyo de Unidas Podemos y de Amores, que recordó este jueves que al inicio de la legislatura, hace dos años, ya anunció que estaba en contra «por electoralista» de la bajada que PP y Cs aprobaron en el pasado mandato.

Este asunto, el más importante en materia fiscal que se abordará en la presente legislatura, vuelve a partir en dos a la corporación local. Por un lado el PSOE, Unidas Podemos y el no adscrito Amores. Y por otro lado el PP, Ciudadanos y los no adscritos Mar Díaz y Francisco Alcántara, que se oponen a la subida del IBI y del impuesto de Vehículos.

En la comisión de este jueves también se dictaminó el pliego para la concertación de una operación de crédito para financiar inversiones por 8,1 millones.