La Comisión del Plan Especial del Ayuntamiento de Cáceres dio luz verde al proyecto básico en la última semana de junio. Era un paso decisivo y solo restaban algunas cuestiones técnicas. En consecuencia, el ayuntamiento confirmó ayer mismo a este diario que «los trámites se encuentran ya en su recta final cercana a obtener la licencia». Así, la ciudad pone la alfombra roja a la restauración del Palacio de Godoy, el único gran recinto histórico que sigue sin uso en la parte antigua, para la apertura de un singular hotel de cinco estrellas que funcionará bajo la prestigiosa firma Hilton, en concreto a través de su marca Curio Collection by Hilton. La noticia ha sido recogida por diversos medios nacionales especializados en el mercado hotelero, aunque Scipión Perú, la firma que promueve esta iniciativa, afirma que de momento no puede hacer comentarios sobre la marca contratada.

Francisco de Godoy mandó construir este gran palacio en 1548. SILVIA S.F.

Lo que sí confirma Fernando Palazuelo, gestor de la empresa internacional con sede en Lima, es que «la gestión del hotel correrá a cargo de la empresa Panoram. La operación estará en nuestro balance, pero Panoram nos asesorará y acompañará en cada paso que se dé», precisó ayer a este diario. De hecho, Panoram Hotel Management ya gestiona dos establecimientos Hilton en España (Barcelona y Madrid). Además, Hilton está creciendo claramente en el país y lo hace sobre todo bajo la marca Curio Collection by Hilton: ha abierto dos hoteles en dos años en Alicante y Málaga, tiene otro en proyecto en la Gran Vía de Madrid (concretamente Metropol Madrid) y estudia dos más en Asturias y Navarra.

LA PRIMERA CADENA QUE INSTALÓ TELVISORES Y AIRE ACONDICIONADO

Hilton es al sector hotelero lo que Ford al del automóvil. Auténticas firmas pioneras que revolucionaron sus sectores y que, décadas después, se mantienen en la punta de lanza. Los míticos y lujosos alojamientos Hilton tienen su origen en 1919, cuando Sheyla Vera Hilton y Conrad Hilton compraron The Mobley, un hotel de 40 habitaciones en Cisco, Texas.​ Al cabo de uno años abrieron en Waco el primer establecimiento del mundo con aire acondicionado en zonas comunes. Y en Nueva York, regentaron el primer alojamiento con televisores en cada cuarto. En 1943 se convirtió en la primera cadena hotelera del planeta: Hilton Hotels América. Ya en 1955 crearon el primer hotel edificado por completo después de la II Guerra Mundial en Europa (Hilton Istanbul). Hoy, la firma cuenta con más de 550 alojamiento en 80 países, y tiene vínculos con compañías aéreas y empresas de alquiler de automóviles.​

Cáceres será una avanzada más en un modelo de franquicia que ya triunfa en Estados Unidos y que se está demostrando como un acierto en la ‘nueva normalidad’ que llega a los mercados tras las peores olas del virus. De este modo, Scipion Perú operará junto con Panoram el hotel del palacio de Godoy bajo la marca Hilton. Un vistazo a los establecimientos de la firma Curio Collection permite comprobar que se trata de hoteles boutique en recintos históricos con todos sus servicios especialmente cuidados. Y es que el mercado está dinámico. En España se han movido nada menos que 1.094 millones de euros en activos hoteleros durante el primer semestre de 2021, según un informe de Colliers, muy por encima de los 955 millones de todo 2020.

Recreación de una de las habitaciones con salón propio. CEDIDA

El hotel de Cáceres tendrá 72 habitaciones (algunas con su propio salón) y un restaurante de alto nivel. El proyecto, con una inversión de 13 millones de euros, contempla la rehabilitación de este inmueble renacentista del siglo XVI y la construcción de un edificio anexo, además de recuperar los jardines (albergarán una cafetería), crear una piscina cubierta y un centro de convenciones, según se recoge en el protocolo que la empresa firmó a diez años con el Ayuntamiento de Cáceres y la Junta de Extremadura (propietaria del edificio), y que se anunció en diciembre de 2018. Tendrá una superficie construida de 5.800 m² y 800 m² de jardín, y además se adquirirán inmuebles anexos para completar el complejo, cuyo coste habría que añadir al presupuesto.

Plano del edificio desde sus jardines, también históricos. CEDIDA

Un proyecto que calcula crear alrededor de 150 empleos entre la rehabilitación y el funcionamiento del propio hotel, cifra nada desdeñable para Cáceres. De ahí que el ayuntamiento se comprometiera a agilizar los trámites necesarios para dar luz verde a la obra. La propia firma Scipión Perú lo valora: «Estamos especialmente agradecidos por el apoyo jurídico-técnico que hemos recibido durante todo el proceso de conceptualización del proyecto, por parte de los técnicos del Ayuntamiento de Cáceres. Es una suerte contar con grandes profesionales que están alineados con la conservación del patrimonio histórico, puesta en valor de entornos urbanos, y la reactivación económica local mediante generación de negocios/empleos», subraya el propio Fernando Palazuelo.

Será el tercer cinco estrellas de la ciudad, un segmento al que ya pertenecen el Hospes Palacio de Arenales&Spa, y Atrio Restaurante Hotel Relais & Chateaux

"Trabajamos en un diseño único"

«No buscamos dar un servicio donde la habitación de cinco estrellas sea el destino. La habitación será una parada más en el viaje de ida y vuelta (Extremadura - Perú) de Francisco de Godoy». Así lo ha explicado a este diario Fernando Palazuelo, responsable de Scipión Real Estate, la empresa que apuesta desde 2018 por convertir el Palacio de Godoy en un confortable hotel, dedicada al desarrollo de proyectos inmobiliarios en distintos países y especializada en mercados emergentes (por cierto que su hermana es Sofía Palazuelo, duquesa de Huéscar y futura duquesa de Alba, casada desde 2018 con Fernando Fitz-James Stuart). 

Fernando Palazuelo, en una imagen de archivo durante la presentación del proyecto. EL PERIÓDICO

La firma Scipión quiere que el ‘leitmotiv’ del hotel cacereño sea el histórico personaje Francisco de Godoy. Conquistador español nacido en Cáceres, sirvió a las órdenes de Francisco Pizarro en la su expansión por Perú y ocupó el cargo de alcalde de la ciudad de Lima en 1536. Llegó al actual Chile en 1557 con García Hurtado de Mendoza y ejerció como gobernador de Valdivia. Sus aventuras por América fueron recogidas por Alonso de Ercilla en ‘La Araucana’. Regresó a la villa cacereña en 1545, se casó con doña Leonor de Ulloa y en 1548 mandó construir un palacio con uno de los balcones más espléndidos de la época. Había amasado fortuna y suerte, porque volvió vivo.

Scipión Perú trabaja ahora «en un diseño único, que convierta el Palacio de Godoy en un espacio que represente un estilo de vida», subraya Fernando Palazuelo. Pero no será solo para los visitantes. «Estamos desarrollando un hotel donde puedan disfrutar tanto los que se hospeden en las habitaciones como cualquier otra persona que quiera vivir la experiencia; sea ésta un turista o un cacereño», matiza.