La incidencia del virus en la capital cacereña se reduce a pasos agigantados. En estos momentos la ciudad registra 76 casos por cada cien mil habitantes a 14 días, una evolución que a 7 días baja hasta 34. Cabe recordar que a principios de agosto se superaban ampliamente los 500 casos a 14 días.

Según el último parte, hay 25 pacientes en el Hospital San Pedro de Alcántara (3 en UCI), una cifra que también se recorta a la mitad respecto al mes de agosto.

No obstante, se mantienen los brotes en las residencias Geryvida, Cervantes, San Jorge y Ciudad Jardín, con 26 ancianos afectados y 13 fallecidos.