A 5 kilómetros al sur de la estación de tren de Cáceres se sitúa un paso a nivel que une Aldea Moret, La Cañada y la urbanización Sierra de San Pedro con la ermita de Santa Lucía y con la Urbanización Ceres Golf, por el camino de Santa Olalla. Este paso, bastante peligroso en cuanto a que obliga a superar una pendiente con el coche (supone un claro riesgo durante la romería de Santa Lucía), será suprimido por Adif Alta Velocidad con la construcción de una plataforma que mantendrá la línea férrea por encima y permitirá el paso de vehículos por debajo.

 La estructura está casi lista en las proximidades de la vía, pero su emplazamiento final bajo la misma mediante el izado con grúa obligará a suspender la circulación ferroviaria entre Cáceres y Aljucén los días 22 a 27 de septiembre. Este tramo forma parte de la red que complementará la nueva línea de Alta Velocidad Madrid-Extremadura-Frontera Portuguesa, de ahí la supresión del paso a nivel, que supone un coste de 783.000 euros, ejecutada por Tecsa Empresa Constructora y Geotecnia y Cimientos. El proyecto incluye la creación de un camino de acceso, cuyo trazado discurrirá en paralelo a la línea férrea en la mayor parte de los 534 metros de su recorrido. Tiene 6 metros de carriles (3 metros por sentido), y bermas de 1,50 a cada lado.

Renfe ha establecido un plan alternativo de transporte por carretera entre Mérida y Cáceres para los pasajeros de los trenes afectados en ambos sentidos (Intercity Badajoz-Madrid y servicios de Media Distancia Madrid-Badajoz, Mérida-Cáceres y Sevilla-Cáceres-Madrid). El primer tren que realizará este transbordo por carretera en el trayecto Cáceres-Mérida será el Intercity Madrid-Badajoz de las 16.18 horas el martes 21 de septiembre; y el último, el Intercity Badajoz-Madrid de las 7.17 del martes 28 de septiembre, que ese día será transbordado en tren Media Distancia hasta Cáceres para continuar desde esta estación a Madrid en tren habitual.

Los trabajos en la citada infraestructura coinciden en el tiempo con los que Adif realiza actualmente en el tramo Monfragüe-Plasencia, que obligan a Renfe a mantener un plan alternativo de transporte entre ambas estaciones. Adif lamenta las posibles molestias a los usuarios.