Es una sentencia que no modifica el fondo del asunto. Sigue siendo válida la resolución de la Junta del pasado abril que no da a Tecnología Extremeña del Litio (TEL), la empresa de la mina, permiso para investigar los recursos de Valdeflores. Es decir, con esta resolución del pasado 4 de octubre del juzgado de lo Contencioso Administrativo la empresa sigue sin tener permiso para su proyecto de mina de litio en Valdeflores. Lo que hace la sentencia es aceptar el recurso que presentó la empresa contra la resolución del ayuntamiento que obligaba a aportar un nuevo plan de restauración para que se pudiera levantar el precinto de los sondeos y trabajos que TEL realizó en la zona en el año 2017 e inicios de 2018.

El ayuntamiento paró los trabajos en febrero de 2018 y precintó las obras. Resoluciones judiciales posteriores obligaron a la empresa a restaurar la zona donde había hecho los sondeos, pero el ayuntamiento exigió a la compañía la presentación de un nuevo plan de restauración para levantar el precinto porque se había excedido en los trabajos autorizados en su día y se necesitaba un documento con todo lo realizado y su aprobación por la Junta de Extremadura. Sin ese nuevo plan, con el que el ayuntamiento quiere mayores garantías para la restauración, no se levantaba el precinto y no se podía entrar a restaurar.

Todo este proceso sobre el que ahora resuelve el juzgado está ligado a un permiso de investigación que la Junta concedió a la empresa minera en 2016 y que se anuló en 2019. Pero el juzgado no vincula el procedimiento al permiso de 2016, sino que lo relaciona con lo ocurrido en abril de 2021, cuando la Junta, al tener que resolver sobre la nueva petición de la empresa de un permiso de investigación en la zona, decidió no concederlo.

El juzgado considera que la resolución del ayuntamiento que obligaba a la presentación de un nuevo plan de restauración no tiene validez porque ya no hay ningún permiso de investigación concedido a la empresa al que puede vincularse un plan de restauración. Si no hay permiso para investigar, la Junta no puede aprobar otro plan de restauración. Para el juzgado, la resolución del ayuntamiento exigiendo otro plan «ha devenido de imposible incumplimiento a la vista» de la decisión de la Junta de no conceder un nuevo permiso de investigación a la empresa. Por este motivo estima el recurso presentado por TEL.

La decisión del juzgado Contencioso Administrativo no es firme y contra la misma cabe la presentación de un recurso de alzada. El ayuntamiento está estudiando la posibilidad de presentar un recurso de alzada contra la sentencia del juzgado. Si lo presenta, aún no se podría levantar el precinto de los trabajos y sondeos paralizados en febrero de 2018.