Vecinos de la parroquia toledana de Santa Ana de Pusa, municipio de nacimiento del nuevo obispo de Coria-Cáceres, Jesús Pulido Arriero, le han rendido un emotivo reconocimiento en su vivienda familiar nada más conocer su designación por el Papa. Los feligreses han acudido al domicilio para felicitarle por sorpresa cuando el religioso ha salido a la calle, donde le estaban esperando con cánticos y aplausos.

Posted by Parroquia Santa Ana de Pusa on Tuesday, December 7, 2021

"Nos sentimos muy orgullosos" le ha dicho uno de sus vecinos, a la vez que le entregaba un obsequio de parte de todos. "Jesús, te queremos", le ha espetado otro, recordando cuando era monaguillo "y tocaba las campanas". El sacerdote les ha comunicado que su ordenación episcopal será "el 19 de febrero en Coria, que es muy bonita y tiene una catedral preciosa, y al día siguiente en Cáceres. Porque esta diócesis tiene dos sedes: la histórica que es de la época de Constantino, del siglo IV, muy antigua, y luego ya en el siglo XX se trasladó a Cáceres, que es más grande”, ha relatado a sus convecinos.

El futuro prelado, que en la actualidad es secretario técnico de la Comisión Episcopal para la Doctrina de la Fe, dentro de la Conferencia Episcopal Española (desde 2017), y director de la Biblioteca de Autores Cristianos (desde 2018), y que ha desempeñado funciones durante años en Roma, reconoce que está pasando momentos de "mucha emoción" porque "todo nuevo".