Un bar de San Francisco deberá cerrar tres horas diarias durante siete meses por incumplir las medidas covid. La sentencia del Juzgado de lo Contencioso Administrativo número 2 sobre la que ha informado la portavoz del equipo de Gobierno, María José Pulido, y a la que ha tenido acceso este diario, da la razón al ayuntamiento en la sanción que impuso al negocio de hostelería por no respetar la normativa sanitaria en la pandemia, aunque falla que en lugar de las cuatro horas y media durante siete meses que pedía el consistorio, deberá cerrar solo tres.

Los hechos se produjeron en febrero del último año. La Policía Local multó al bar Miche como responsable de no cumplir las medidas de aforo, consumo en barra y distancia en la terraza. El dueño recurrió ante el juzgado y esta semana, el Contencioso Administrativo ha dictaminado su sentencia. En su dictamen, expone que "se han producido incumplimientos de las condiciones de la licencia de terraza en los días a los que se refieren cuatro informes de la Policía Local que hacen referencia a que hay exceso de aforo, sillas ubicadas en la calzada, exceso de sillas, incumplimiento de los 0,40 metros de velador. De la misma manera, el juez manifiesta que queda probado que es responsable de desatender los requerimientos de los agentes aunque rebaja la gravedad la infracción.

Será ahora la Policía Local la que deberá determinar la franja horaria en la que el negocio deberá permanecer cerrado hasta finales de verano. En lo que va de pandemia, el ayuntamiento ha abierto expediente a 60 locales de hostelería por incumplir la normativa sanitaria para prevenir contagios.