El próximo 21 de febrero a partir de las diez de la mañana y bajo la presidencia del jefe de la Comandancia de la Guardia Civil de Cáceres tendrá lugar la última subasta de armas de la historia de la ciudad. La reciente modificación del Reglamento de Armas ha suprimido las subastas de las armas depositadas en las distintas Intervenciones de Armas y Explosivos, y como consecuencia, tras su entrada en vigor el pasado día 5 de noviembre de 2020, todas las que se depositen a partir de esta fecha serán destruidas una vez superados los plazos reglamentarios establecidos. Las armas no adjudicadas también serán destruidas.

 Actualmente existen 32.400 licencias de armas de fuego en vigor concedidas a ciudadanos residentes en la provincia de Cáceres, las cuales amparan la tenencia y uso de 60.500 armas de distintas clases. La ratio del tiempo de resolución de los expedientes de concesión de licencias de armas, en la Comandancia de Cáceres, se encuentra en 15 días.

La subasta se realizará según la modalidad de pliego cerrado. Estarán expuestas al público en dependencias de la Comandancia, desde el día 14 hasta el día 18 de febrero de 9.30 a 13.00 horas. Durante el acto se subastarán de 474 armas de diversas clases, entre ellas 376 escopetas, 30 carabinas, 12 rifles, 31 pistolas, 19 revólveres, 4 armas de aire comprimido, 1 ballesta y 1 arma de inyección anestésica.

 Las personas que estén interesadas en la adquisición de cualquiera de estas armas, deberán formalizar las propuestas de compra en los impresos oficiales que serán facilitados por la Comandancia. No se aceptarán propuestas de compra por correo. Las ofertas serán admitidas hasta las 13:00 horas del día 18 de febrero de 2022. Además, se deberá acudir con el DNI y la licencia de armas o autorización en vigor válida para cada clase de arma que se pretenda adquirir.

El 21 de febrero, a las 10 de la mañana, se procederá a la apertura de los pliegos, adjudicándose cada lote a la oferta de mayor cuantía. Al acto podrán asistir las personas que hayan efectuado propuesta de compra. Eso sí, debido a la pandemia se limitará el aforo de la sala de exposición, y se establecerá un cupo máximo de ciudadanos que pueden permanecer en ella.