"Era el momento de crecer". En estos términos se muestra Juan Carlos Preciado, director ejecutivo de Homeria y Windelivery, un día después de que se hiciera público que la multinacional de reparto de comida a domicilio Glovo había dado luz verde a la compra de la empresa cacereña. En declaraciones a este diario este miércoles, el empresario mostró su satisfacción por el acuerdo que se ha materializado este lunes tras meses de negociaciones y avanzó que con la venta a la empresa internacional, la previsión es que en un plazo de tres años se triplique la plantilla que actualmente emplea la empresa. Según los números que maneja el CEO de la compañía, la compañía pasará de 50 empleados en 2022 a 150 en 2025. 

La entidad arrancó su andadura como spin-off de la Universidad de Extremadura en 2008 y empleaba a 6 personas en 2013. En los ocho años sucesivos ha alcanzado el medio centenar y en la actualidad trabaja con compañías como Burger King, Goiko, Dunkin o Iberia. «Glovo ha tenido mucha sensibilidad para que la plantilla permanezca aquí en la ciudad y crezca, nosotros tenemos unos valores clave entre los que está el desarrollo en la región, creemos que es un hito para Extremadura, siempre escuchamos cosas que vienen de fuera y aquí también se hacen cosas extraordinarias, tenemos que visibilizarlas y que se ponga a Cáceres en el mapa, esperamos que esta consolidación ayude a que profesionales extremeños regresen a su ciudad», sostiene Preciado. 

En relación a su continuidad en las instalaciones del parque tecnológico en el campus universitario de Cáceres, espacio que copmarte con Viewnext, la filial de IBM, y Gamma Solutions, el director ejecutivo asegura que los trabajadores por el momento se mantendrán en el mismo edificio y apuntó en relación al futuro que también cuentan con la sede, también en el campus, de Badajoz. Incide además en la intención de Glovo de aumentar progresivamente la línea de servicios en la ciudad relacionados con la instalación de un Hub --centro-- tecnológico que permita consolidar el proyecto. Del mismo modo, apostilló que en todo momento Homeria seguirá operando «de forma independiente» y que tendrá «autonomía de trabajo». «No cambia nada pero nos abre una autopista en un mercado tan competitivo en el que es importante ir de la mano de un hermano mayor», apunta mientras defiende la apertura internacional que supone ya que «Glovo está presente en 25 países ». 

En cuanto a los entresijos de la negociación, Preciado sostiene que «ha sido fácil». En el proceso de asesoramiento han participado varias empresas relacionadas con la tecnología. «Nos hemos apoyado bien entre start-ups para no equivocarnos, lo que tenemos claro es que somos rentables y hemos sido rentables y la intención es que sigamos siendo rentables, aquí o creces o te quedas en segundo plano», concluye.