EL COMERCIO TIENE UN PLAN: INVERSIÓN DE LOS FONDOS DESTINADOS A PALIAR LOS EFECTOS DE LA PANDEMIA

Cáceres facilitará un eje para el peatón desde San Blas hasta Cánovas

Incluye un parking junto al cementerio y reformas en San Blas y San Antón, que se unen a otras en marcha. Se estudia completarlo con la reducción a un carril de la avenida de España, en el tramo entre la Fuente Luminosa y San Antón

Avenida de San Blas, en Cáceres. Será objeto de dos actuaciones que facilitarán el tránsito de los peatones, con cargo a los Fondos de Resiliencia.

Avenida de San Blas, en Cáceres. Será objeto de dos actuaciones que facilitarán el tránsito de los peatones, con cargo a los Fondos de Resiliencia. / SILVIA SANCHEZ FERNANDEZ

Cáceres tiene un importante problema de dispersión comercial. La propia orografía ha motivado la creación de una ciudad alargada de norte a sur, con un centro bastante encajonado entre la Sierrilla y la Montaña, en el que las opciones se complican a la hora de habilitar calles para coches y para peatones (apenas hay donde elegir). Y así, la capital nunca ha tenido una gran zona comercial libre de obstáculos, cohesionada y compactada. Este es precisamente el principal objetivo del plan de comercio que el Gobierno local llevará adelante con los 733.890 euros para el sector procedentes de los Fondos de Recuperación y Resiliencia (orientados a paliar los efectos de la pandemia), que el ayuntamiento cofinanciará hasta alcanzar 1,4 millones de euros.

Actuaciones en proyecto o en marcha para trazar un eje a través de la espina dorsal del comercio en Cáceres.

Reformas en proyecto o en marcha para trazar un eje a través de la espina dorsal del comercio en Cáceres. / SILVIA S.F. / LOLA LUCEÑO

Una parte importante de la inversión se destinará a crear un corredor que facilite el tránsito peatonal entre San Blas y Cánovas, formando así un gran eje comercial. No son proyectos en el aire: la mayoría de las actuaciones deben estar listas antes de final de 2022. «El propósito consiste en poner una alfombra roja al comercio, hay que apostar por modernizar la ciudad. Aunque las obras generen quejas y molestias, finalmente todos son beneficios», explica Andrés Licerán, concejal de Fomento e Infraestructuras, que recuerda el ejemplo de la plaza Mayor de Cáceres, tan laureada una vez concluida su reforma.

Parking junto al cementerio

Este eje comenzará con un parking en la zona norte para proveer de estacionamientos a cacereños y turistas, de modo que puedan llegar a pie hasta el centro histórico atravesando una zona tan tradicionalmente popular y jalonada de bares y comercios como es San Blas. Dicho parking se habilitará en el descampado entre el cementerio y la avenida de las Delicias. Una partida de 95.000 euros hará posible este aparcamiento disuasorio en superficie que se pavimentará. El pasado año ya salió a concurso pero quedó desierto. Ahora se hará con seguridad al tratarse de fondos directos.

Avenida de San Blas

La siguiente obra para trazar este corredor se acometerá en la parte más irregular de la avenida de San Blas, también la más transitada, entre las confluencias con Ronda del Matadero y Bailén. «La idea es facilitar el acceso a los comercios y establecimientos hosteleros de toda esta zona, que es lo mismo que facilitar el tránsito de los peatones. Consistirá en una actuación de accesibilidad de 165.000 euros, que permitirá reducir bordillos, reformar pavimentos, mejorar el asfaltado y llevar todos los pasos de peatones a cota cero para rebajar esos desniveles», precisa el concejal, recordando se que trata de un tramo que necesita reformas.

Cierto es que en esta avenida no se podrá introducir una plataforma única (carriles y aceras al mismo nivel que siempre favorecen el tránsito de los viandantes), porque algunos garajes correrían el riesgo de inundarse. Tampoco resulta posible cortar el tráfico. «Pero la obra corregirá los problemas y creará una zona más cómoda para el peatón», destaca el edil.

Confluencia con Sande y Peñas

La tercera actuación se financiará con 108.000 euros procedentes de los Fondos de Resiliencia, al igual que las anteriores. Dará continuidad al corredor peatonal desde el cruce de la avenida de San Blas con la calle Trujillo, hasta el inicio de las calles Sande y Peñas (ambas se bifurcan en ese tramo). Aquí sí se ejecutará una plataforma única, «porque ahora los acerados son estrechísimos, y así enlazamos con la entrada a la Ciudad Monumental». De hecho, Sande y Peñas ya tienen plataforma única, que se prolonga hasta la plaza Mayor.

Gran Vía

Llegados a esta plaza, el corredor peatonal sigue por Pintores, pero en breve también por Gran Vía. La Diputación de Cáceres está ejecutando aquí una plataforma única con cargo a fondos Edusi (180.000 euros), una obra que conlleva la mejora de las redes de saneamiento y abastecimiento, así como la plantación de una nueva línea de árboles para crear un paseo verde integrado entre la plaza Mayor y San Juan.

Los trabajos van a muy buen ritmo. «Al no llover en invierno, estarán listos a mediados de marzo. Algunas terrazas han vuelto a instalarse. Era indispensable que Gran Vía pudiera reabrir en Semana Santa para no modificar ya ningún evento», argumenta Licerán.

San Antón, Parras y Clavellinas

El corredor sigue por San Juan y San Pedro, ambas peatonales, hasta desembocar en el último tramo con bordillos, aceras y tráfico: San Antón. Pues bien, los Fondos de Resiliencia contemplan otros 200.000 euros dentro del mismo plan de comercio, a fin de hacer plataforma única en San Antón, Parras y Clavellinas, que serán semipeatonales. El tráfico, que de facto ya está restringido, se regulará mediante cámaras que solo permitirán el acceso a vecinos, carga y descarga, emergencias y usuarios del parking de Galarza (se habilitará un sistema para comprobar que efectivamente hacen uso de este servicio). La modificación de la ordenanza, un paso necesario a la hora de instalar cámaras, ya está en periodo de alegaciones. Se activarán en cuanto la obra haya concluido (antes de 2023).

«La idea consiste por tanto en aprovechar los fondos para forjar ese corredor peatonal que una Cáceres de punta a punta», concreta el edil. Además, la llegada de centros comerciales a la periferia obliga a las tiendas del centro a innovar si quieren ser competitivas, «y nosotros se lo debemos poner fácil».

Un carril al final de Cánovas

De ahí también otra actuación prevista que complementará este eje. «En la parte baja de la avenida de España, entre la Fuente Luminosa y San Antón, realizaremos un calmado del tráfico reduciendo los dos carriles a uno. Ganaremos ese espacio para el peatón ampliando en principio el parque de Gloria Fuertes, pero tenemos que estudiarlo bien al haber tantos servicios afectados en ese tramo: bus, taxis, contenedores....», destaca Licerán. La obra se financiará con 286.000 euros de los Fondos de Resiliencia, pero con cargo al plan de movilidad. 

Nueva iluminación en el parque

Llegados a Cánovas, ya existe una continuidad peatonal por las calles de los obispos, San Pedro de Alcántara y Gómez Becerra. Además, el ayuntamiento recuerda otra obra que se inicia estos días a lo largo del parque, «en esa misma línea de favorecer un corredor accesible y seguro». En concreto, aumentará la potencia del alumbrado, ahora deficiente, mediante actuaciones de refuerzo en 39 puntos por un importe de 86.500 euros (Fondos de Recuperación). Se instalarán hasta 15 puntos nuevos de luz entre los actuales, que además se mejorarán con más crucetas y faroles.

LOS VECINOS OPINAN...

«Hay que peatonalizar, pero con más parkings»

«Como ciudadano y como comerciante siempre he pensado que el centro de Cáceres debe tender a ser peatonal». Así lo afirma Javier Barragán, propietario desde hace trece años de la multitienda ‘La Esquina’, ubicada en la futura plataforma única entre San Blas y la bifurcación de Sande-Peñas. «La calle San Antón por ejemplo es un caos, me parece estupendo que se vaya a reformar», señala.

No obstante, Javier recuerda que existe un problema de falta de aparcamientos «y si se van a acometer estas obras, habría que aprovechar más solares públicos para habilitar parkings que dieran soluciones, igual que han hecho otras ciudades turísticas», plantea. De hecho, San Blas «tiene mucha vida, mucho movimiento». «Es la entrada de Madrid y los turistas tratan de aparcar por aquí casi siempre sin éxito. Hay que dar facilidades», subraya.



«Las obras darán vida a San Blas y sus negocios»

Titular del bar ‘Micro’, situado en el enlace de San Blas con Peñas, donde una obra de 108.000 euros pondrá al mismo nivel la calzada y las aceras, Raúl Moreno considera que hay que facilitar el tránsito del peatón por las calles que faltan por acondicionar en el entorno del casco antiguo. «Incluso por seguridad vial, porque hay muchos problemas entre coches, con los aparcamientos...». Asegura que el eje de San Blas «siempre es muy transitado, ya que une el centro con el norte, que ha crecido mucho en los últimos año». Por eso, las obras del nuevo corredor «darán más vida a los negocios y al propio barrio, que merece la pena transitar». El ‘micro’, que celebra sus bodas de plata, constituye un ejemplo: «Hemos notado un importante aumento del turismo y del público de Cáceres», revela.