La comisión informativa de Urbanismo del ayuntamiento puede dictaminar la próxima semana el programa de ejecución del centro comercial proyectado en el Nuevo Cáceres. Los informes que se llevan a este órgano informativo del ayuntamiento coinciden al proponer que se desestime la alegación presentada por la Asociación por la Transparencia Medioambiental y Urbanística, que es el mismo colectivo que presentó alegaciones al programa de ejecución Way en la parcela del antiguo matadero.

La alegación de la asociación cuestiona, entre otros aspectos, el contenido del estudio de tráfico, el número de plazas de aparcamiento en la parcela, los plazos a los que se obliga el promotor para las obras de urbanización, la necesidad de presentación de un informe ambiental o el método de valoración empleado para determinar el coste residual del suelo. Por parte de la agrupación de interés urbanístico, los propietarios de la parcela, se respondió a la alegación. Ypor los técnicos del ayuntamiento se propone la desestimación de la misma por, entre otros argumentos, lo innecesario de someter el programa de ejecución a una evaluación ambiental simplificada. Los informes sectoriales son favorables. El dictamen de la comisión se podrá ratificar en el pleno que la corporación local celebra el tercer jueves de marzo. Con la aprobación por parte del pleno, el promotor del centro comercial, Sovcom Invest, ya podrá empezar con las obras de urbanización de la parcela.

Según la información que ya se dio por parte del promotor, el parque comercial de Nuevo Cáceres contaría con cuatro naves, tres tendrían un solo operador, mientras que la ocupación de la cuarta «estaría compartida» por varios operadores y marcas. Las mismas fuentes citaron en su momento que una de las naves estaría ocupada por un operador del sector de la alimentación. No se dieron nombres de qué marcas se instalarían en estas dotaciones. 

Una de las ventajas que tiene este proyecto comercial sobre otros que están en proyecto o en desarrollo es que está dentro de una zona residencial urbanizada y con accesos a las calles interiores de Nuevo Cáceres y a la exterior, a la avenida de Juan Pablo II. Por tanto su ejecución no debería plantear grandes inconvenientes, que se haya presentado una alegación ha sido una sorpresa que lo que ha hecho ha sido retrasar un par de meses el inicio de las obras de urbanización de la parcela. 

Otra de las ventajas que tiene este espacio comercial es la edificabilidad que se permite en esta parcela, son 34.319 metros cuadrados para una superficie de dos hectáreas, cuando, por ejemplo, en la parcela del antiguo matadero, donde se proyecta un gran centro comercial y de ocio, son 26.248 metros cuadrados para una superficie de tres hectáreas.

Por parte de la empresa promotora se confió la semana pasada en que, una vez resuelta la alegación, se pudiesen iniciar las obras de urbanización en las próximas semanas. El plazo de ejecución sería de ocho meses. El promotor estima en 658.418 euros el coste de la urbanización. La parcela está entre las calles Túnez y San Petersburgo. Hace dos década se proyectó en esta parcela el desarrollo de un gran hipermercado. El proyecto no prosperó al no lograr la licencia comercial específica.