El cantautor Julio César Fuentes, conocido como Niño Índigo, ha complementado su faceta musical y literaria con una incursión en el mundo de la pintura, cuyos frutos ya se exponen en el Espacio Belleartes Cáceres (zona Pizarro). Se trata de la exposición denominada ‘Enredos pictóricos’, en la que realiza una búsqueda de sí mismo a través del arte y sus procesos creativos.

Fue en verano de 2018 cuando decidió explorar este ámbito. Comenzó desde el juego, con pequeñas obras, investigando sobre técnicas, materiales y herramientas. De hecho, el juego se convierte en parte fundamental del proceso, a través del cual todo es posible, sin limitaciones ni reglas.

El autor emplea diversas técnicas y materiales, aunque predominan los acrílicos y el abstracto. En esta selección exhibe siete lienzos y diez series ‘mini’ de cinco piezas cada una. Las obras pueden visitarse hasta el 20 de marzo (18.00 a 24.00 h.).