el mandatario municipal de cáceres y el provincial visitan este miércoles esta artería principal que conecta con la plaza Mayor

Al final, Salaya no ha tenido que ir a picar para que se abra la Gran Vía

El alcalde dijo en noviembre que aunque tuviera que ir con el presidente de la diputación, Carlos Carlos, a bordo de una excavadora, la obra terminaría antes de Semana Santa. Así ha sido

Carlos Carlos y Luis Salaya, en noviembre pasado cuando dieron comienzo las obras.

Carlos Carlos y Luis Salaya, en noviembre pasado cuando dieron comienzo las obras. / SILVIA SANCHEZ FERNANDEZ

Miguel Ángel Muñoz Rubio

Miguel Ángel Muñoz Rubio

Lo decía el pasado 24 de noviembre: "La obra de la Gran Vía estará lista para Semana Santa aunque tengamos que venir a picar el presidente de la diputación y yo". Se cumplieron todos los pronósticos de Luis Salaya y no será necesario que ni el alcalde ni Carlos Carlos acudan con la excavadora porque una de las principales arterias de acceso a la plaza Mayor ya se ha abierto al público. Mañana miércoles ambos dirigentes socialistas visitarán la zona. Acudirán también el vicepresidente tercero y diputado de Reto Demográfico, Desarrollo Sostenible, Juventud y Turismo, Álvaro Sánchez Cotrina, y el de Infraestructuras Territoriales Inteligentes y Movilidad, Luis Fernando García Nicolás.

Santos Benítez, presidente de la Unión de Cofradías, ayer en Gran Vía.

Santos Benítez, presidente de la Unión de Cofradías, ayer en Gran Vía. / SILVIA SANCHEZ FERNANDEZ

Ha sido la institución provincial la que ha gestionado y pagado el proyecto (180.000 euros procedentes de fondos europeos en un 80% y en un 20% de la propia diputación). "Es una calle pequeña, pero muy necesaria, es acceso de turistas y de vecinos entre la plaza de San Juan y la plaza Mayor, y una obra especialmente importante porque es de esos trocitos que nos van quedando y que afean mucho. Aparte de tener otras necesidades, como las de saneamiento y abastecimiento que se cambian también en esta obra", dijo en aquel momento Salaya. El alcalde definió la Gran Vía como "una arteria principal" y que por tanto tendría una "pavimentación acorde y coherente con las dos plazas que conecta". Y añadió: "Será algo positivo que ahonda en la intención de ir peatonalizando para conseguir entornos en los que podamos convivir mejor, caminar mejor y estar mejor los vecinos y quienes nos visitan". La obra corresponde al Programa Edusi, y gracias a ella la Gran Vía pasará a ser una plataforma única, lo que conseguirá la accesibilidad. Las obras se adjudicaron a la empresa Santano y el periodo de ejecución eran cuatro meses, por lo tanto ha terminado en plazo.