El centro infantil de Mejostilla cuenta ya con un nuevo cerramiento multicolor que sustituye al anterior que cercaba el recinto educativo de la calle Tomás Pulido y que se encontraba en estado de deterioro.

Las obras han costado 34.000 euros y han sido ejecutadas por construcciones Jiménez Nevado. Los trabajos se han prolongado durante cuatro meses y han consistido en retirar el anterior muro destrozado porque no absorbía la presión y construir uno nuevo de acero galvanizado y hormigón en los 75 metros que comprenden los límites del terreno.

Del mismo modo, sostienen los responsables de la empresa adjudicataria de las tareas, todo el recinto cuenta ahora con elementos decorados con los colores del arcoiris.