Kiosco

El Periódico Extremadura

La plataforma salvemos la cruz oficializa los apoyos de su campaña online

Entregan en el ayuntamiento las 69.000 firmas contra la retirada de la Cruz en Cáceres

Un fallo informático demora el trámite en el registro presencial a lo largo de la mañana. Piden en una intervención en el pleno que no se traslade y Pulido alega que no se ha iniciado ningún expediente

Representantes de Salvemos la Cruz depositan las firmas en el ayuntamiento, este jueves. EL PERIÓDICO

La plataforma Salvemos la Cruz entrega en el ayuntamiento las 69.000 firmas que ha recogido en los dos últimos años contra el traslado de la Cruz de los Caídos en Cáceres. El colectivo nació en 2020 durante el confinamiento después de que el alcalde Luis Salaya hiciera unas declaraciones alusivas a la retirada del monumento y fue entonces cuando emprendió una campaña online para recoger apoyos. Finalmente, este jueves dos representantes de la plataforma trasladaron a las dependencias del consistorio dos cajas con los millares de rúbricas con la intención de registrarlas oficialmente.

No fue posible, sin embargo, materializar su propósito a primera hora debido a un fallo informático que demoró el trámite a lo largo de la mañana. La avería en el servidor del registro fue solucionada a última hora de la misma mañana de este jueves, no obstante, la plataforma realizó el trámite de forma telemática ya que según alegaron, el sistema no les permitía formalizar el registro.

En declaraciones previas a este diario, María Isabel González, una de las portavoces, manifestó el balance "positivo" que extraen de la campaña. "No entendemos que las personas que votan en contra de la cruz no vean que todo el mundo está de acuerdo en que siga en su sitio, nosotros no entramos en temas de memoria histórica pero sí en el tema de que la cruz es un monumento nuestro, nadie tiene derecho a atentar contra el patrimonio y también es un símbolo cristiano, y nadie tiene el derecho a atentar contra el religión”, pone de relieve.

De la misma forma, expuso que "la ley de memoria histórica no contempla en ningún punto que la cruz se tenga que tirar" e insistió en que "la cruz fue resignificada en su momento en nombre de todos los cacereños y no molesta a nadie".

En relación a una de las opciones que se han valorado como es su traslado, otro de los portavoces, Jesús Valle Julián incidió en que el monumento está elaborado de "forma artesanal" y no es posible desmontarla en bloques para desplazarla sin que se dañe.

La plataforma intervino también en el pleno horas más tarde en el turno ciudadano y reclamó que se paralice el proceso de derribo, un extremo que fue escuetamente zanjado por la portavoz del equipo de gobierno y alcaldesa en funciones, María José Pulido, que alegó que no hay ningún expediente abierto".

Compartir el artículo

stats