Kiosco

El Periódico Extremadura

LA VIRGEN DE LA MONTAÑA REGRESARÁ AL SANTUARIO ESTE DOMINGO

Multitudinario besamanto a lo covid en Cáceres

Ha habido colas desde primera hora de la mañana para saludar a la patrona. No se puede besar el manto para evitar contagios, por eso se ha colocado la imagen para que reciba a los fieles de frente

Decenas de personas han acudido este jueves al besamanto desde primera hora de la mañana. SILVIA SANCHEZ FERNANDEZ

Miles de personas han llenado este viernes la concatedral de Santa María durante la primera jornada del besamanto a la patrona. La cofradía se mostraba cauta ante las previsiones de esta actividad, que antes del covid solía ser multitudinaria, precisamente porque el miedo a las aglomeraciones por la pandemia sigue presente. Pero la patrona siempre supera todas las expectativas y desde primera hora de la mañana hubo largas colas para saludarla (hacia el mediodía llegaba ya hasta el Arco de la Estrella).

Está siendo un besamanto a lo covid, ya que la hermandad decidió suprimir el acto de besar el manto, como es tradición, para evitar contagios. Y se ha sustituido por una reverencia o saludo. Por eso, por primera vez, la imagen ha recibido a los fieles bajo el altar pero de frente (en el besamanto está siempre de espaldas para que los asistentes puedan besar la prenda que cuelga por la parte de atrás). No luce uno de los mantos típicos para esta actividad, sino que es una pieza con una longitud media, precisamente para evitar que el manto llegue al suelo (en el besamanto se viste la imagen con piezas de una extensión más larga para que los fieles puedan cogerlas con las manos y besarlas).

La patrona recibe a los fieles bajo el altar, de frente. SILVIA SANCHEZ FERNANDEZ

Encontrarse con la patrona tan cerca y de cara ha sorprendido, alegrado y gustado a la mayoría. A su paso, los fieles le tiraban besos con la mano, hicieron reverencias y rezaron. Entre los que pasaron por la mañana estaban los alumnos del colegio San José, que acudió con los estudiantes de todos los cursos y sus docentes. En total 330 personas, que llevaron además una ofrenda floral a la patrona.

La cofradía ha encargado para este besamanto 20.000 estampitas, unas 2.000 menos que otros años, aunque si hicieran falta más entregará las que han sobrado de otras ediciones. La de esta se ha editado en un formato más pequeño para que quepa en la cartera y lleva impresa la imagen de la patrona con un manto azul. En el dorso, una oración del director espiritual del santuario, Florentino Muñoz Muñoz.

Este jueves ha comenzado también la tradicional venta de roscas de anís en el Palacio Episcopal, que seguirá el viernes. La cofradía ha encargado 3.000 para los dos días. Lo recaudado será para cubrir los gastos de la hermandad. El besamanto continuará hoy. 

Compartir el artículo

stats