Los socios europeos del proyecto Urbact Tourism Friendly Cities (TFC), formado por España, Portugal, Italia, Polonia Croacia, Rumanía, Finlandia e Irlanda, han visitado este domingo el nuevo Biomercado cacereño, que se celebra cada primer domingo de mes en el Foro de los Balbos. Han llegado con el fin de conocer esta experiencia piloto que se engloba dentro de dicho proyecto, que se desarrolla con éxito en la ciudad.

El concejal de Innovación, Jorge Villar, ha destacado que el Biomercado “vuelve con más fuerza y con más productos frescos que nunca. Además, contamos con un nuevo hortelano que ofrece sus mejores productos directamente desde la huerta, y también con una de las grandes peticiones, el pan biológico, que llega de una de las tahonas más representativas de la ciudad, y que expone sus panes bio”.

El edil ha recordado que se trata del único mercado bio de Extremadura, “incluido en el proyecto Urbact Tourism Friendly Cities (TFC)". De ahí la visita del resto de socios europeos, interesados en los expositores que participan con productos de Valdeflores y la Ribera del Marco.

“Es una iniciativa piloto promovida por el ayuntamiento y gestionada por la cooperativa Actyva”, ha señalado. “Con la recuperación de este espacio, que tradicionalmente albergó el mercado de abastos durante décadas, reivindicamos nuestro pasado, la Ribera del Marco, el producto biológico y de proximidad, así como el trabajo que realizan productores, ganaderos y las asociaciones”, remarca el concejal.

También se pretende promover la convivencia de los turistas con la población local y motivarlos a permanecer más tiempo en Cáceres, de modo que aumenten las pernoctaciones y resulte beneficiado el sector servicios.