Kiosco

El Periódico Extremadura

AHORA ES POR EL BALUARTE DE LOS POZOS

El Ayuntamiento de Cáceres se enfrenta a un nuevo juicio por la muralla

Dos hermanos han advertido al consistorio de que son los titulares de este bien del lienzo. Los antecedentes son las torres de los Púlpitos y Redonda, en ambos ganó la ciudad

El baluarte de los Pozos visto desde la calle Mira al Río. SILVIA SANCHEZ FERNANDEZ

El Ayuntamiento de Cáceres se enfrente a un tercer proceso judicial sobre la titularidad de la muralla. Hace una década fue por la torre de los Púlpitos, hace unas semanas fue por la torre Redonda y ahora es por el baluarte de los Pozos. La comisión informativa de Contratación y Patrimonio del ayuntamiento tendrá que pronunciarse esta mañana sobre el ejercicio de acciones judiciales para la declaración de este enclave como de titularidad municipal y para dar de alta en el inventario local a los bienes que forman el baluarte.

Esta decisión se adoptará después de que en febrero se recibiese en el ayuntamiento un escrito de una letrada, en representación de dos hermanos, que se atribuyen la propiedad de los elementos del baluarte. En este escrito se ponía de manifiesto que se había detectado una irregularidad jurídica relevante y sustancial que implicaba la nulidad de las obras ejecutadas en este enclave del lienzo de la muralla, un espacio que se ha reformado recientemente con fondos del Ministerio de Movilidad y donde se tiene que completar el vaciado de la tierra que ocupa en parte el patio de armas y el acceso hasta el aljibe.

Ante la controversia por la titularidad que ahora se ha creado, el alcalde, Luis Salaya, en una resolución de finales de febrero, acordó incoar un expediente administrativo para resolver el requerimiento de la abogada y para proceder al inicio, si fuera necesario, de acciones judiciales. 

El ayuntamiento recabó informes en los que se concluye que queda acreditado que el ayuntamiento es el titular de la plaza de Armas y de la torre del Gitano (baluarte de los Pozos). Los hermanos, a través de su letrada, presentaron alegaciones que el ayuntamiento desestimó. Una vez que se agota la vía administrativa, queda el contencioso administrativo.

El paso siguiente se dará en la comisión de Patrimonio de esta mañana, en la que se acordará la inscripción en el inventario de bienes de un tramo de muralla, del cubo del Olivar, de la torre del Gitano y del espigón albarrano, de la torre de los Aljibes y de la plaza de Armas. Esta nueva divergencia sobre la titularidad del bien se produce en un enclave donde en los últimos meses se han estado ejecutando obras para su reforma.

En los dos procesos anteriores, en el de la torre de los Púlpitos y en el de la torre Redonda, los tribunales resolvieron al final a favor del ayuntamiento. En la reciente sentencia sobre la titularidad de Redonda, y de un tramo de muralla que da acceso a la torre, se da como argumento por el juzgado que el lienzo de muralla y la torre «son bienes de dominio público que, como se ha examinado, son inalienables, inembargables e imprescriptibles, por lo que no se puede adquirir su titularidad como bienes de carácter privativo». En la legislación que se cita en la sentencia se desarrolla el artículo del Código Civil que establece que son bienes de dominio público «los destinados al fomento de la riqueza nacional como las murallas, fortalezas y demás obras de defensa del territorio».

Compartir el artículo

stats