Kiosco

El Periódico Extremadura

DIPUTACIÓN ORGANIZA ‘JATO’, EL I ENCUENTRO DE OPORTUNIDADES DEL MEDIO RURAL, DEL 3 AL 5 DE JUNIO

Una pasarela para mostrar las riquezas de los pueblos cacereños

El objetivo de la cita es enseñar sus formas de vida para conseguir fijar más población

El presidente de diputación (tercero por la derecha) junto a otros diputados de la institución provincial. CEDIDA

El mundo rural prepara el jato y se viene a la ciudad. Así ha presentado este viernes el presidente de la diputación, Carlos Carlos, ‘Jato’, el primer encuentro de oportunidades del mundo rural que desarrollará la institución del 3 al 5 de junio en la capital cacereña, cuya finalidad es mostrar las riquezas de los municipios de la provincia y conseguir fijar población en los pueblos.

De esta forma Cáceres se convertirá en «sede y altavoz» de los pequeños municipios y de los emprendedores que viven en ellos. Y servirá para mostrar su industria agroalimentaria, la ganadera, la turística o la tecnológica. El encuentro, que ha costado 200.000 euros, forma parte de la hoja de ruta contra la despoblación, con el objetivo de demostrar que en los pueblos también hay oportunidades de vida.

Todas las actividades se desarrollarán en el entorno monumental. Habrá una jornada técnica en el Helga de Alvear (3 de junio), donde se reflexionará sobre los proyectos, públicos y privados, en el ámbito económico, social y cultural (hay que inscribirse). En la plaza Mayor (del 3 al 5 de junio) se instalarán 16 stands (de las comarcas) donde habrá demostraciones de artesanía y degustaciones. Habrá además pasacalles que escenificarán algunas de las fiestas más arraigadas, como Las Purificás de Monroy, el Jarramplas de Piornal, el festival de teatro clásico de Alcántara o la Sorpresa de Arroyomolinos. También en la plaza Mayor (del 3 al 5 de junio) se instalará una carpa para talleres y showcookings con productos cacereños (es necesario inscribirse). Por ejemplo, el repostero Álvaro Holgado, de Chefalia Cáceres, cocinará con la Torta del Casar; Pedro Galán, de El Cerezo de Guadalupe, con la morcilla de su pueblo; Juan Burgos, de Bravo Cátering, con la cocina de caza o Cristian Bernal, de La Fabiola de Cáceres, con la cereza. Para estas actividades también es necesario inscribirse previamente.

En Santa María (los tres días) habrá 21 espacios expositivos para mostrar algunas de las empresas más innovadoras de la provincia. Y en el Palacio de Carvajal habrá talleres de artesanía en vivo (alfarería, marroquinería, cestería, calzado, juguetes,...), con los profesionales de la provincia. En el Foro de los Balbos además se instalará un biomercado con productos de los municipios y en San Mateo habrá un mercado de artesanía. En estos dos últimos espacios serán los únicos donde se puedan adquirir productos.

Por otro lado, durante los tres días grafiteros del Muro Crítico harán exhibiciones por toda la ciudad monumental.

«Queremos traer los pueblos a la ciudad para decirle a la gente que en el mundo rural se puede emprender y se puede vivir y que, muchas veces, se vive mejor que en las ciudades», ha dicho el presidente de diputación. 

Compartir el artículo

stats