Kiosco

El Periódico Extremadura

PREMIO L'OREAL A LA MEJOR COLECCIÓN QUE OTORGA LA GRAN PASARELA NACIONAL

Jorge Redondo, cacereño premiado en la Madrid Fashion Week: «Emociona ver un vestido tuyo en una alfombra roja»

El diseñador cacereño Jorge Redondo. REDONDO BRAND

Es uno de los nombres del año en la moda española. Jorge Redondo (Cáceres, 1993) no ha podido tener mejor estreno en la gran pasarela madrileña, donde ha coronado su primer desfile en la Madrid Fashion Week recogiendo el premio L’Orèal a la mejor colección. El joven, al frente de Redondo Brand, viste a celebrities y a estrellas del cine, entre ellas Candela Peña y Blanca Portillo, esta última recogió el Goya con un diseño suyo. Habla con El Periódico de su flamante paso por el certamen, de su trayectoria y de su futuro. 

Se ha convertido en uno de los nombres de esta edición de la Fashion Week, ¿pensaba que su colección tendría esa acogida? 

Yo siempre trabajé todos los meses pensando en que me gustara a mí y que le pudiera gustar al público y a la prensa. Cuando haces algo lo haces porque crees que va a gustar. Yo puse todo mi empeño, aunque me daba miedo que no se entendiera. No me esperaba la acogida que tuvo. 

¿Esperaba el premio? 

El premio estaba en mi pensamiento, he cubierto muchos años Cibeles y nunca ha ocurrido. Yo tenía claro que no estábamos en esa quiniela y no esperarlo me permitió estar relajado. 

Lleva más de una década dedicado a la moda, empezó escribiendo sobre looks, ¿Cómo empezó en este mundo? 

La semilla se plantó hace trece años, cuando no se llevaban los portales online. De toda la vida la alfombra roja y los desfiles me han emocionado mucho y empecé a los 16 años a hacer crónicas de moda, me contrataron en una web y pase a formar parte del sector, en ese momento no se hacía crónica de opinión de una alfombra roja. Hice París, Milán, Nueva York y luego pensé que me encantaría hacer algo propio, de ahí nace Tita Madrid en 2013. 

Jorge Redondo. REDONDO BRAND

Primero fue Tita Madrid y luego Redondo Brand, de hecho, ya le encumbran como «el diseñador al que adoran las invitadas de las bodas» 

Yo siempre he sido muy práctico en todos los momentos de mi vida, hay muchas veces que el romanticismo te lleva a hacer cosas que no tienen sentido en el mundo empresarial. Redondo surge porque todas mis amigas empiezan a tener muchas bodas, me resultaba complicado aconsejarles modelos que no fueran muy caros y que fueran diferentes, todo era muy parecido, en esencia quería una marca asequible que trajera tendencias.

Celebridades de todos los ámbitos, desde el cine hasta la aristocracia, ¿qué supone que lleven tus diseños personas que tienen una relevancia en su profesión y una trascendencia mediática? 

Siempre me han apasionado ver un vestido mío en una alfombra roja, me hace mucha ilusión. Ponemos el mismo empeño, para mí es muy divertido y muy ilusionante.

¿Extremadura sirve de inspiración también?

Extremadura forma parte de mi inspiración porque toda mi familia es de allí. Me vine muy pequeño a Madrid pero siempre regresaba en fechas señaladas o en las fiestas de Navidad así que es algo que forma parte de mí. Luego tengo un equipo de muchos sitios y de muchas regiones, así que siempre inspira. 

Tras años en los que la corriente de la moda era la de consumo rápido, ¿ha cambiado la tendencia hacia lo pausado, lo cercano y lo diferente. 

Este tema me parece muy interesante y más después de haber vivido una pandemia en la que toda la cadena de producción se ha visto afectada. Sobre este asunto hay un doble rasero en la sociedad porque la gente quiere que haya mejores condiciones laborales en las fábricas de Indonesia pero también quiere comprar un camiseta por cuatro euros. Además no todo el mundo se puede permitir una prenda más elevada de precio. A largo plazo todo tenderá a ser más sano y más lento, ya ha comenzado pero nosotros no lo veremos. 

En multitud de las declaraciones públicas que ha hecho siempre asegura que crear una marca es fácil y que lo complicado es mantenerse, ¿qué futuro cree que le depara? 

Yo digo siempre crear una marca es sencillo porque ahora con poco dinero y con ayuda de redes sociales puedes montar una vía de comunicación sin excesivos recursos. Lo complicado es hacer que la marca se conozca y se mantenga. A día de hoy estoy empezando, estoy viendo que va a pasar y por dónde me apetece ir. Yo soy una persona que tiene mucha inquietud y ganas de evolucionar, no me gusta quedarme estancado y mi meta está en el cielo, si puedo con Christian Dior. Cada paso que damos es muy consistente, a largo plazo me queda seguir trabajando y siempre con sentido, conseguir algo y quedarte ahí sería poco. Hay que soñar a lo grande.

Compartir el artículo

stats