Kiosco

El Periódico Extremadura

la exposición de adriana lópez ave ha arrasado con sus ‘lenguajes inhabilitados’

'Soy calvo, hazme un calvo'

El Espacio Belleartes es referencia en Cáceres desde hace 14 años gracias a la lucha de Yiyo Nieto por mantenerla en pie. Su última propuesta reflexionaba sobre el racismo o la homofobia y ha catapultado al éxito a la sala de Donoso Cortés

La actriz Martuska, ayer, el último día de la muestra de Adriana Lopez Ave. Entre los mensajes: ‘Soy calvo, hazme un calvo’. CarlaGraw

En 2008 comenzó su andadura en la calle Niza. Inolvidable aquella potente sala en la que Yiyo Nieto quiso hacer de Cáceres la ciudad de la eterna gauche divine. Antes, dada su dilatada experiencia en la hostelería, había montado el bar Belle Epoque en General Ezponda, donde actuaron músicos como Carmen París, Estopa, Antonio Orozco o Bebe. Qué tiempos. Luego, en 2012, Yiyo creó en la calle Donoso Cortés, a los pies de la emblemática Pizarro, el Espacio Belle Artes. 14 años lleva en esto de las exposiciones y ha logrado convertirse en la referencia cultural del arte urbano en la ciudad.

Yiyo acaba de catapultarse después de haber regalado al público esa joya de la exposición de Adriana López Ave, que ayer finalizó después de reflexionar en torno a temas candentes en su muestra ‘Lenguajes inhabilitados’. La creadora hace del arte un lenguaje de conexión con las emociones y los procesos vitales.

Bragas con mensaje. Machismo y sexismo como hilo conductor. CarlaGraw

Racismo, homofobia, xenofobia, machismo, sexismo, misoginia, edadismo, gerontofobia, especismo, discafobia, clacismo son los temas que abordaba Adriana. La autora también invitaba al público a colaborar creando su propia obra de arte a base de papelitos amarillos en los que escribía frases o palabras con impacto como esa que anotó un joven de Madrid haciendo turismo por Cáceres: ‘Soy calvo’, a lo que su acompañante respondía: ‘Te hago un calvo’.

En Belleartes. Imagen de la exposición. CarlaGraw

Y es que la necesidad de reflexiones, matices y voluntades para explorar las líneas rojas que habitamos eran la base de esta exposición. «Quebrada la forma imperante de mirar el mundo, con este trabajo se confronta el uso del lenguaje, situando en primera persona la experiencia sensible, personal o social de dichos procesos», indica Adriana.

A modo de lámparas. La propuesta de Adriana López Ave. CarlaGraw

Son palabras alejadas de la indiferencia, que sitúan al sujeto en el centro emocional, contribuyendo al análisis de los discursos existentes para lograr ocupar espacios solidarios e igualitarios, habitando un lenguaje que represente de forma imparcial, sin connotaciones. Términos como tullido, carroza, chocha, no es no, bragas con las palabras zorra, perra, golfa, lámparas con definiciones como gorda o zampabollos... Y el viernes, nueva cita, esta vez con ‘Estigma’, de la mano de Tle Elo Teresa García. No defraudará. Belleartes nunca defrauda

Lemas que invitan a la reflexión. CarlaGraw

Compartir el artículo

stats