Kiosco

El Periódico Extremadura

AVANCE EN LA SELECCIÓN DE RESIDUOS: LA CIUDAD SE INCORPORA A LAS NUEVAS OPCIONES

Llega a Cáceres el sistema de recogida de basura puerta a puerta

Un vehículo pasará por cada casa y negocio de la parte antigua, lo que permitirá quitar los contenedores de las calles. Tres mil vecinos recibirán en sus inmuebles distintos tipos de cubos y bolsas, y empezarán a reciclar orgánicos

Contenedor en la fachada Este de la iglesia de Santiago. SILVIA SANCHEZ FERNANDEZ

En la Ciudad Monumental de Cáceres ya no habrá que sortear quién saca la basura cada noche. Solo tendrán que depositarla en el acceso a la vivienda. Eso sí, con mayor celo en la separación y reciclaje de residuos. El sistema de recogida de basura puerta a puerta, que llegó hace veinte años a España y que se ha ido implantando lentamente en ciertos municipios y en zonas muy sensibles de algunas ciudades (generalmente cascos históricos con edificios monumentales y un turismo frecuente), comenzará a funcionar después del verano en la parte antigua, pero además introducirá una novedad importante: serán los primeros vecinos de Cáceres en reciclar la llamada ‘quinta fracción’: los residuos orgánicos (las otras cuatro se refieren a papel-cartón, vidrio, envases y ‘resto’).

Hay dos avances principales que permite este sistema puerta a puerta: eliminar los núcleos de contenedores definitivamente de las calles (aunque en la parte antigua se retiran durante el día, el impacto es evidente), y un mayor porcentaje de residuos reciclados en las viviendas y negocios, que en algunos municipios donde ya se aplica este tipo de recogida se ha elevado hasta un 80%. Pero además, los vecinos de la Ciudad Monumental recibirán en sus hogares y empresas distintos contenedores (unos 8.000 con decenas de miles de bolsas), dotados de lectores electrónicos que permitirán contabilizar el reciclaje, y dispondrán de una tarjeta de acceso a un área de emergencia (en Valhondo) para depositar la basura si no pueden hacerlo en su puerta durante el horario establecido (tarde-noche). Habrá una campaña previa de información, concienciación y educación ambiental.

Contenedores en la plaza del Socorro de Cáceres, que desaparecerán en cuanto se implante el sistema de recogida domiciliaria. SILVIA SANCHEZ FERNANDEZ

El Ayuntamiento de Cáceres acaba de dar el paso definitivo para su implantación, según explica el concejal de Fomento, Infraestructuras y Servicios Públicos, Andrés Licerán. Ya se ha sacado a concurso tanto la citada campaña de información, implantación y seguimiento de recogida puerta a puerta en el casco histórico de Cáceres y su zona de influencia (por importe de 45.038 euros), como el suministro de contenedores, bolsas y sistemas tecnológicos necesarios (145.357 euros). El plazo de presentación de ofertas concluye el 26 de mayo en ambos casos.

Área de implantación

«Se aplicará en toda la Ciudad Monumental y el arrabal, desde intramuros hasta el Marco. También en el entorno de la plaza Mayor, de la plaza de Santa Clara (incluida la calle Pizarro) y de San Juan. Hablamos de unos 3.000 vecinos divididos en aproximadamente 200 negocios y 2.700 viviendas», detalla Licerán. La idea es que puedan sacar la basura hacia las 20.00 horas hasta las 24.00 (hay que definirlo), para que no permanezca demasiado tiempo afeando la estética de la calle, «y para dar a la vez un margen suficiente a los vecinos, que son quienes tienen que hacer que esto funcione», recuerda el edil.

Dicho sistema, «que nos convierte en una ciudad referente en sostenibilidad a nivel nacional», estaba previsto incorporarlo al nuevo contrato de recogida de residuos de Cáceres que regirá en los próximos años, ahora pendiente de los pliegos para su licitación, «pero la Junta de Extremadura nos ha concedido una subvención de 230.000 euros dentro de un programa de actuaciones encaminadas a mejorar la gestión de residuos municipales, y hemos decidido adelantarnos poniéndolo ya en marcha», explica Andrés Licerán. Si todo marcha según lo previsto, estará en funcionamiento en septiembre u octubre.

Además de la propia retirada puerta a puerta, lo más novedoso será la recogida selectiva de esa quinta fracción: los residuos orgánicos. Comenzará a domicilio en la parte antigua pero se extenderá a toda la ciudad con el nuevo contrato, que instalará en las calles contenedores marrones para este tipo de restos, que incluyen la mayoría de los desechos de comida, cáscaras, pequeños restos de poda o servilletas y papel de cocina usados... En resumen, la materia que se degrada por sí sola con el paso del tiempo.

¿Qué se tira al contenedor marrón?

Los restos orgánicos comenzarán a reciclarse en la Ciudad Monumental de Cáceres a través del sistema de recogida domiciliaria, este mismo año. Pero además, cuando entre en vigor el nuevo contrato general de la basura, se instalarán contenedores marrones en las calles para toda la población. Por eso conviene saber qué se considera residuo orgánico.

 Son en general restos de fruta y verdura, de carne y pescado; cáscaras de huevo, marisco y frutos secos; otros restos de comida; desechos de infusiones y posos de café; papel y cartón sucios de aceite; o pequeños restos de plantas, hojarasca y flores. Con ellos se hace compost, biorresiduo que puede aprovecharse como fertilizante y como generador de energía.

De este modo, una vez separados los orgánicos, el papel-cartón, el vidrio y los envases, solo quedarán para arrojar al contenedor gris (la fracción llamada ‘resto’) los residuos no orgánicos: pañales, colillas, chicles, toallitas húmedas, arenas de mascotas o polvo de barrer el suelo.

El proceso, paso a paso

En primer lugar se creará un grupo de trabajo formado por el concejal del área, técnicos municipales, de la empresa concesionaria de la implantación y de Conyser (encargada de la recogida), Policía Local, miembros de Ecoembes y Ecovidrio, y vecinos, hosteleros y comerciantes del entorno. «Haremos un seguimiento día a día», avanza Andrés Licerán. A continuación se desarrollará una campaña de información previa dirigida a los ciudadanos de la zona de actuación, que comenzará con una reunión para exponerles las características del nuevo servicio, facilitar un correcto uso del mismo, conocer las opiniones, resolver las dudas y entregar las primeras bolsas de reciclaje.

Posteriormente se buzonearán cartas a todas las viviendas y empresas del entorno, y se colocarán carteles informativos en edificios de uso público y alojamientos turísticos, detallando la fecha de inicio y dónde se pueden recoger los contenedores. Los negocios de hostelería y comercio se visitarán uno por uno para evaluar detalladamente sus necesidades de material.

A continuación se desarrollará una campaña de educación ambiental cuyo objetivo será concienciar a la población de las ventajas de la correcta gestión de los residuos y del funcionamiento del sistema. Incluirá al menos seis charlas dirigidas a los vecinos en general y empresas de la zona, colegios y tejido asociativo.

Seguidamente dará comienzo la campaña de implantación. El ayuntamiento cederá un local a la empresa adjudicataria del concurso para almacenar todos los materiales e irlos entregando desde allí a los vecinos de cada vivienda, a los comercios, restaurantes, hoteles y otros negocios. Igualmente se les dará material informativo y una nueva charla formativa y de concienciación. El personal de este espacio se asegurará de que toda la población esté inscrita y reciba los materiales necesarios, para lo que se habilitarán amplios horarios.

En concreto, cada vivienda recibirá tres cubos o pequeños contenedores. «Uno de ellos aireado de 10 litros para el almacenamiento de la materia orgánica, que siempre estará en la vivienda; otro de 20 litros para sacar a la puerta cada día dicha materia; y un tercero de 40 litros para sacar también cada día la fracción que corresponda esa jornada (envases ligeros, papel-cartón, vidrio o ‘resto’), según el calendario que se establecerá», precisa Andrés Licerán. Ya se sabe que tanto la orgánica como la fracción ‘resto’ se retirarán a diario, y las otras tres se irán alternando.

Estos recipientes irán equipados con etiquetas RFID (Identificación por Radio Frecuencia), un sistema que permitirá controlar los datos de recogida de cada fracción cuando se vuelquen por la noche en el vehículo, habilitado con lectores. Unos datos muy valiosos a la hora de estudiar y mejorar el reciclaje ciudadano.

En cuanto a las empresas, se les visitará para entregarles el material, que dependerá de su cantidad de residuos. Habrá dos tipos de contenedores orgánicos (60 y 120 litros) y tres para el resto de basuras (60, 90 y 120). Además, las viviendas y los negocios recibirán imanes recordatorios de horarios y calendarios. Los hogares también tendrán tarjetas de acceso al área de emergencias por si necesitan tirar basura en otros momentos, y a los apartamentos turísticos se les entregarán carteles informativos para exponerlos. Todo el material llevará el logotipo de la campaña regional de reciclado (ver ilustración).

Posteriormente, durante meses, personal especializado seguirá el desarrollo del sistema para detectar posibles puntos negros y problemas. Además habrá nuevas campañas de educación ambiental y continuarán repartiéndose bolsas tanto compostables para la materia orgánica como en pack de tres (amarillas, verdes y azules) para el resto.

En definitiva, la recogida domiciliaria quedará implantada en 9 meses: 2 para distribuir el material y las campañas iniciales; 6 para iniciar y consolidar la retirada puerta a puerta; y 1 para la última campaña de información y refuerzo.

El ayuntamiento pide la implicación de los ciudadanos porque sin ellos no será posible dar un solo paso. Por su parte, la Asociación Vecinal Ciudad Monumental, que lleva años trabajando por un entorno más sostenible, estético y saludable, subraya su intención de apoyar esta nueva propuesta. «Es cierto que existe cierta inquietud por saber cómo funcionará, pero algunos residentes de la zona que ya han conocido este sistema en otros lugares son partidarios del mismo», afirma el presidente, Juan Manuel Honrado, quien agradece la retirada de los contenedores por los problemas de higiene e imagen que generan. 

Reparto de 8.000 cubos y contenedores

  • La partida de 230.000 euros que permitirá poner en marcha la recogida de residuos puerta a puerta en la parte antigua de Cáceres, a través de una subvención autonómica, se destinará mayoritariamente a la campaña de información y concienciación con sus materiales necesarios (45.038 euros) y a la adquisición de los contenedores, bolsas y sistemas tecnológicos que necesita el proyecto (etiquetas RFID capaces de medir el peso de cada cubo o contenedor, tarjetas electrónicas, lectores...), que supone otros 145.357 euros. El resto de los fondos serán destinados por el ayuntamiento a distintas exigencias del sistema, como la adecuación del punto de emergencia donde arrojar la basura cuando no ha sido posible depositarla en la puerta. En definitiva, los materiales a adquirir son:
  • En torno a 8.000 contenedores divididos de la siguiente manera: 2.500 cubos aireados de 10 litros para almacenar los residuos orgánicos en las casas; 2.500 contenedores de 20 litros para sacar esos restos orgánicos a las puertas de las viviendas; 2.500 contenedores de 40 litros para hacer lo propio en los hogares con el resto de residuos (envases, papel...); 100 contenedores de 60 litros para separar los distintos restos en las empresas (otros 100 iguales pero con pedales); 100 contenedores de 90 litros con el mismo fin destinados a los negocios; y 50 contenedores de 120 litros con similar objetivo (más 120 con pedales).
  • También se distribuirán entre domicilios y empresas de la zona 450.000 bolsas compostables de 10 litros, en paquetes de 30; otras 18.000 bolsas compostables de 60 litros, en paquetes de 20; 9.000 bolsas compostables de 120 litros, en paquetes de 20; y 2.700 packs de tres bolsas de separación para distintos residuos.
  • Asimismo, se repartirán entre los vecinos 2.700 tarjetas de acceso al área de emergencia (mediante un lector electrónico), que estará probablemente en la zona de Valhondo, a fin de depositar los residuos cuando no se haya hecho en el horario convenido. 

Compartir el artículo

stats