Suscríbete

El Periódico Extremadura

CITA ELECTORAL EN UN AÑO. LOS QUE NO HAN GANADO ELECCIONES, PERO QUE SON LOS QUE AL FINAL DECIDEN

Los partidos cacereños que decidirán el alcalde preparan la campaña del 28 de mayo

En Cáceres, desde hace 40 años, gana el PP o lo hace el PSOE, pero ya dependen de otros partidos. Solo en tres de las once elecciones celebradas desde 1979 ha habido mayorías absolutas

Pleno del ayuntamiento, con toda la corporación local, en una foto de archivo SILVIA SANCHEZ FERNANDEZ

Desde las elecciones locales de 1983 es siempre la misma historia: o gobierna el PSOE o lo hace el PP, solos o, las menos de las veces, en coalición . Se turnan. Lo de la UCD, que ganó en 1979, queda ya muy lejano. Sin embargo, los comicios no se ganan en la noche electoral, sino en las tres semanas previas a la investidura del alcalde. Pasó en 2015, se repitió en 2019 y volverá a ocurrir en 2023. Serán las otras opciones electorales, los otros partidos, los que decantarán si el alcalde que gobierne la ciudad hasta el año 2027 será del PP o del PSOE. Las mayorías absolutas son cosas del pasado. La última fue en 2011, pero no hubo muchas más antes, solo en 1995 y 1999, todas con el PP como el más votado. En las demás elecciones locales, desde la instauración de la democracia y los primeros comicios de 1979, siempre se ha necesitado un acuerdo entre dos o tres fuerzas políticas, pactos que en Cáceres han beneficiado más al PSOE, que ha puesto a su alcalde, con la excepción de lo ocurrido en 2015, cuando fue del PP gracias a un acuerdo de investidura que se alcanzó con Ciudadanos.

Unidas Podemos, en un lado del arco político, o Vox, en el otro, pueden decantar que el próximo alcalde sea del PSOE o del PP y con ellos dentro o fuera del gobierno. En los últimos cuarenta años, en las elecciones celebradas en la ciudad, ya sean locales, autonómicas o estatales, gana el PSOE o el PP, solo en abril de 2019, en las generales que se celebraron entonces, Ciudadanos dio la sorpresa y adelantó al Partido Popular.

Por eso, salvo que se repita otra sorpresa, los otros partidos políticos decidirán, no ganarán, es difícil que haya sorpasso ni a la izquierda ni a la derecha, pero el alcalde saldrá de los acuerdos que alcancen con el PSOE o con el PP.

Son Unidas Podemos, Vox, Ciudadanos -si al final remonta y obtiene representación en el ayuntamiento- y los partidos y plataformas provinciales que han anunciado que se presentarán: Cáceres Viva, que tiene dos concejales en el ayuntamiento, los ediles no adscritos Francisco Alcántara y Mar Díaz, y la plataforma Cacereños por Cáceres, aunque ambas formaciones podrían ir en una coalición de fuerzas políticas en la que también participarían Extremadura Unida (que en otros tiempos fue decisivo en la política local) y Extremeños. En unas semanas se sabrá si esta coalición resulta o si se dividirá el voto al concurrir de manera individual cada partido y plataforma. 

Para poder entrar en el ayuntamiento se necesita al menos llegar al 5% de las papeletas, lo que refuerza las opciones de las coaliciones. En Cáceres ya lo hicieron en 2019 las opciones políticas que están a la izquierda del PSOE, lo que hizo que en conjunto se pasase de los dos concejales que Podemos logró en 2015 a los tres que Unidas Podemos sacó en 2019. Extremadura Unida ya ha participado en otras coaliciones, en este caso con el PP, lo mismo que Extremeños, que lo hizo con el PSOE, lo que permitió a ambos partidos tener concejales en la corporación municipal cacereña.

En Cáceres el voto de centro derecha es el que ha ganado las últimas elecciones, otra cosa es que no se pongan de acuerdo entre las distintas siglas de esta parte del arco electoral, como pasó en 2019 con el veto de Ciudadanos a Vox, o en 2007, cuando un partido local, Foro Ciudadano, se decantó por la candidata del PSOE.

En el ámbito municipal de Cáceres está también el factor de los partidos provinciales o regionalista, que en 2023 estarán más presentes que en elecciones anteriores. La fórmula de los partidos provinciales, que ha funcionado bien en Castilla y León (en el Ayuntamiento de Ávila gobiernan) o en Aragón, se estrenará ahora en Cáceres, bien en una coalición o de manera individual. Ya en 1991 Extremadura Unida decidió la alcaldía de la ciudad. En esa ocasión se decantó por el candidato de la lista socialista, pese a que el PP fue el partido más votado.

En las dos últimas elecciones celebradas en Cáceres, las municipales de mayo de 2019 y las generales de noviembre de ese mismo año, la suma de votos del PP, Cs y Vox superó a la del PSOE y Unidas Podemos. En los comicios locales, PP, Cs y Vox superaron el 50% de las papeletas, mientras que PSOE y Unidas Podemos se quedaron con el 44%. El PSOE ganó esas elecciones, fue el partido más votado, y la falta de acuerdo entre las tres formaciones de centro derecha hizo que en la investidura el actual regidor, Luis Salaya, saliese elegido alcalde con los nueve votos de su grupo político.

Salaya gobierna en solitario, solo con sus nueve concejales. En el primer año de la legislatura cerró un acuerdo con Unidas Podemos que le permite tener el respaldo de la coalición de izquierdas en asuntos tan decisivos como los presupuestos municipales, cuentas para cuya aprobación también ha ido teniendo el respaldo del edil no adscrito Teófilo Amores, que se presentó en 2019 con la candidatura de Vox, pero que a los pocos meses abandonó esas siglas y se ha mantenido en la corporación local como no adscrito. Unidas Podemos no ha entrado en el gobierno local, lo mismo que hizo Ciudadanos cuando en 2015 dio su apoyo a la candidata del PP.

En las generales de noviembre de 2019, PSOE y Unidas Podemos sumaron el 42% de los votos, mientras que PP, Ciudadanos y Vox superaron el 55%. En esos comicios, los últimos que se han celebrado en Cáceres, la suma de papeletas que lograron el Partido Popular y Vox (45% de los votos) superó por primera vez a la del PSOE y Unidas Podemos (42%).

Compartir el artículo

stats