El sindicato SAE ha denunciado que a los Técnicos en Cuidados de Enfermería del bloque quirúrgico se les obliga a limpiar y desinfectar los mandiles para protección radiológica de todos los profesionales que prestan su servicio en esa unidad. Con ello, a juicio de SAE, se está vulnerando la Ley de Prevención de Riesgos Laborales tanto por parte del Gerente del Área de Salud de Cáceres como de la Directora de Enfermería del Complejo Hospitalario.

En su nota añaden que "es evidente que esta no es una función de los TCE y así lo reconocen sentencias favorables de diferentes comunidades". Aseguran que las órdenes que se han dado a los TCE para que limpien y desinfecten los EPIs reutilizados por otros profesionales sanitarios "son ilegales”. Pero, además, recuerdan que "conllevan un riesgo tanto a nivel físico como psicosocial y suponen una modificación de sus condiciones de trabajo al incrementar la carga laboral".

De SAE exigen que se cumpla la normativa de seguridad laboral que establece que cada profesional es responsable de utilizar adecuadamente y mantener en correcto estado los EPIs puestos a su disposición para realizar el trabajo. "Un EPI como los mandiles plomados requiere un proceso de limpieza y desinfección sencillo que puede realizar el propio usuario según las instrucciones del fabricante y previa formación que debe proporcionarle el empresario, conforme establece el artículo 8 del RD 773/97", dice SAE. Y añade: "No vamos a consentir que el clasismo que existe en el hospital y la falta de defensa por parte de la Directora de Enfermería, que es quien debería velar por los derechos laborales de los profesionales TCE, supongan un nuevo agravio hacia nuestro colectivo, por lo que hemos remitido un escrito al Comité de Seguridad y Salud exigiendo que de manera inmediata se revoque la orden dictada por el Gerente del Área de Salud de Cáceres”, explica María Victoria González, secretaria provincial de SAE en Cáceres.